Mundo

El Papa recluta a expertos contra la trata de personas

El Vaticano reclutó al forense español José Antonio Lorente y a otros veinte expertos para que, con el apoyo de la institución religiosa, diseñen un plan para combatir la esclavitud y el comercio de personas a nivel mundial.

 

La nota de Francisco, encargando la ardua tarea

La nota de Francisco, encargando la ardua tarea

 

“Marcelo: creo que sería bueno tratar sobre de personas y esclavitud moderna. La trata de órganos puede tratarse en conexión con la trata de personas. Muchas gracias. Francisco”. Francisco es el Papa y Marcelo, el obispo Sánchez Sorondo, también argentino, y canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias, que se puso manos a la obra inmediatamente.

Hasta el Vaticano llegaron noticias del trabajo de un forense español, José Antonio Lorente, quien, a través de la organización DNA-ProKids había logrado reunificar a 620 madres con sus hijos desaparecidos y evitar más de 200 adopciones ilegales tomando muestras de ADN. Existe un banco genético en 16 países de Asia y Latinoamérica que supera hoy las 9.200 muestras.

Noticia relacionada: Desmantelan red argentina de trata de personas

Sánchez Sorondo viajó a España y conoció a Lorente. Hablaron del interés del Vaticano en la aplicación de la ciencia en la lucha contra la trata de personas y especialmente, de menores, cotejando el ADN de los niños que van a ser dados en adopción o que están abandonados por las calles, explotados laboral o sexualmente, con el de los padres que denunciaron en algún momento la desaparición de sus hijos.

 

Lorente, el experto español elegido para liderar

Lorente, el experto español elegido para liderar

 

“Cuando monseñor Sánchez Sorondo me habló del interés del Papa, sentí mucha emoción. Tanta, que me quedé un poco bloqueado, no me lo podía creer”, recuerda Lorente. “Luego pensé que podía ser el revulsivo que necesitamos para extender el trabajo a otros lugares en los que todavía no hemos podido trabajar, como India, Laos, Camboya, Bolivia, Panamá o incluso África entera. Lo vi como una oportunidad”.

Apenas un mes después, respondiendo a la urgencia que le había transmitido el Papa, Sánchez Sorondo invitó a Lorente a un seminario el 1 y 2 de noviembre en el Vaticano con expertos de 13 países y distintas organizaciones, entre ellas la ONU y la Comisión Europea, para “establecer una agenda para combatir dicho crimen atroz”.

El forense, director de Identificación Genética de la Universidad de Granada, científico visitante de la Academia del FBI en Virginia, EEUU, y responsable de la exhumación e identificación en 2006 de los restos de Cristóbal Colón, creó DNA-Prokids en 2004 con un programa piloto en México y Guatemala. Lorente logró el apoyo económico de la compañía estadounidense Life Technologies y aprovechó sus contactos en el FBI para lograr que niños secuestrados recuperen a sus padres.

Noticia relacionada: Francisco y un rabino celebraron juntos el shabat

Este año, Lorente empezó a trabajar con las autoridades de Melilla para realizar pruebas de ADN a todos los niños que llegan en patera con el fin de evitar adopciones ilegales. Es un impulsor de la creación de un banco de ADN de niños y padres para poner “las cosas mucho más difíciles a quienes trafican con menores para venderlos en adopciones ilegales cuando son pequeños”.

El objetivo del seminario organizado por el Vaticano es impulsar una agenda de trabajo de lucha contra la trata y la explotación infantil que use todas las herramientas al alcance y, especialmente, la ciencia. Francisco ha reclutado a una veintena de expertos en el tema, entre ellos Jeffrey Sachs, catedrático de la Universidad de Columbia y asesor especial de la ONU para los Objetivos de Desarrollo del Milenio; el director de la Oficina de la ONU contra la droga y el crimen, Yuri Viktorovich, y la coordinadora de la Comisión Europea de lucha contra la trata, Myria Vassiliadou.

Noticia relacionada: Francisco propuse nombrar a mujeres como cardenales

Es bueno que una institución tan grande como la Iglesia se una a la ciencia para evitar un mal contemporáneo, que hay que combatir con todas las fuerzas.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas