Efemérides bd

El mundo en una botella

Si hay algo que existe en este mundo, que atraviese a prácticamente todos los seres humanos del planeta y que consiguió lo que ningún pacifista, político, religioso, músico, deportista, película, dibujo animado o figura mundial ha podido lograr en materia de fama y alcance es, sin lugar a dudas, la Coca Cola. Y esto no es algo propio sólo de nuestra generación. Para empezar, les propongo un rápido ejercicio. Piensen sólo un segundo si conocen a alguna persona que nunca la haya tomado o que no la conozca. Disculpen mi ansiedad en responder, pero la respuesta cae de madura: no van a encontrar ninguna.

Por Nicolás Moretti

 

buendiario-coca-botella-aniversario

 

 

Luego de 129 años en el mercado, la botella de Coca Cola ya es un objeto casi mitológico. Coca Cola comenzó a ser distribuida en pequeños vasos de plástico, que se vendían en farmacias a un precio de 5 centavos de dólar. La gaseosa más famosa del mundo fue creada en 1886 por John Pemberton, un farmacéutico del estado norteamericano de Atlanta, con el origen primario de ser un remedio para neutralice los dolores de cabeza y las nauseas. Aunque después de su primera y exitosa aparición también siguió siendo comercializado como medicación, esta vez para calmar la sed.

Yo no sé qué les pasa a ustedes, pero a mí no me produce ninguno de estos efectos medicinales.

La Coca Cola no se embotellaba. Una vez aumentada su producción fue distribuida en fuentes, al igual que todas las bebidas con gas de aquella época en EEUU. Recién en 1894, más precisamente el 12 de Marzo, Coca Cola fue vendida en botellas, por iniciativa de una tienda de dulces ubicada en Mississippi. Era absolutamente necesario que esto ocurriera. La gaseosa ya era furor y era mucho más práctico que estuviera embotellada, para que pueda estar disponible en cualquier momento y su distribución sea más ágil. Pero eran botellas de vidrio común y corriente, sin diseños raros ni nada por el estilo. Coca Cola ya era casi una marca líder, pero es en 1899 cuando comienza a producirse en cantidades industriales que necesitaban de empresas embotelladoras.

Al llegar a más y más gente, cada vez existían más embotelladoras que elaboraban la bebida (previo acceso a su formula patentada), la distribuían y la comercializaban. Pero existía un problema: cada embotelladora utilizaba un modelo distinto de botella, por lo que en cada zona del país la gente se encontraba con diferentes envases que confundían a la hora de la elección de la bebida. A esta altura Coca Cola ya era una gran empresa, y como manda la lógica comercial, quería obtener las mayores regalías posibles. Para esto debía tener un producto especial, único e inconfundible que no sea solamente la bebida. Fue en 1915, cuando Coca Cola llevó adelante un concurso para el que estaban habilitados los mejores diseñadores norteamericanos, y algunos pocos extranjeros, para elegir este elemento que lo haría exclusivo: su botella.

El diseño elegido fue el del sueco Alexander Samuelson. El color elegido para el vidrio fue el verde y la capacidad del envase era de 182 cm3. Muy poco. Este modelo de botella fue innovador e inconfundible (y seguirá siéndolo con el paso de los años), pero surgió a raíz de una equivocación. La inspiración para modelar el envase y hacer las formas típicas que le dan contorno a la botella, llegó a través de la hoja de una planta, que tendría que haber sido la de la planta de coca, si somos coherentes con su contenido. Pero no. La histórica botella de Coca Cola, intenta representar a una hoja de… cacao. Una equivocación, que a la luz del paso del tiempo, puede resultar inocente. Y realmente lo fue.

La expansión de Coca Cola a nivel mundial fue asombrosa. Y su modelo de botella tuvo mucho que ver. En los años 20, la gaseosa salía a la venta en cajas de 6 envases, para facilitar su transporte. Como dijimos, la primera botella de Coca Cola traía solamente 182 cm3, por lo que una sola dosis de la gaseosa era totalmente insuficiente. A esa altura Coca Cola ya era la primera gaseosa de EE.UU., para ser luego la bebida más tomada por los norteamericanos, tanto por su sabor particular como por la implementación de la famosa Ley Seca, y fue la primera bebida no alcohólica estadounidense en ser exportada a otros países.

La lata de Coca llegó en los años de guerra, buscando un envase más resistente y práctico para su transporte entre los soldados estadounidenses que combatían en el frente. El diseño fue un éxito, los soldados norteamericanos contribuyeron a popularizar la gaseosa y el formato en lata siguió vigente hasta el día de hoy.

Hubo solamente una nube gris, que resultó ser pasajera con el paso de los años. Pepsi, la eterna competencia de Coca Cola tuvo una agresiva campaña de expansión en muchos países y bifurcó, durante muy poco tiempo, las elecciones de los consumidores de gaseosas, fundamentalmente en la década del 50. La batalla resultó ser muy desigual con el paso del tiempo y Pepsi tuvo que conformarse con un comodísimo aunque eterno segundo lugar en el mercado de las bebidas sin alcohol. Si el primero en el ranking es Coca Cola, cualquiera se conformaría con ser escolta, aunque ya saben como son, a veces, las fuerzas y las ambiciones empresariales.

 

buendiario-coca-envase-aniversario

 

 

Coca Cola llegó a la Argentina en 1942. Los promotores se paseaban en triciclos por la ciudad de Buenos Aires regalándola, comenzando con su comercialización un año después. Como se imaginarán su crecimiento en el país fue exponencial, igual que en el resto de los países que comenzaron a importarla. Tres años después de su llegada la venta superaba el millón de cajones anual y las plantas embotelladoras instaladas por la empresa, siguieron siendo hasta el año pasado las más grandes del país. El éxito de Coca Cola en Argentina fue de los más notables conseguidos por la firma. Hace pocos meses, la Presidenta Cristina Kirchner anunció la puesta en marcha del último tramo de la construcción de un mega centro de distribución de Coca Cola en el partido de La Matanza. Entre otros datos, Cristina Kirchner mencionó que la población argentina es la que ocupa el puesto uno de consumo de bebidas gaseosas a nivel mundial. Coca Cola, complacida.

Coca Cola cuenta hoy con 24 millones de puestos de venta en todo el mundo. Es la marca registrada más valiosa jamás creada y es conocida por el 96% de la población mundial. Es prácticamente un monopolio, pero no por políticas empresariales nefastas, sino por lo insuperable de su producto. La empresa Coca Cola comercializa más de 500 marcas y alrededor de 3500 productos, refrescos con o sin gas, café, y bebidas de extractos naturales.

Lo más destacado, aunque sus números sean impactantes, es que Coca Cola es parte de nuestra vida desde siempre y lo seguirá siendo, por muchas generaciones más. Queridos lectores, por ser tan pacientes y fieles y por acompañarnos siempre con su tiempo y lectura, es que queremos compartir esta nota con usted.

Hasta la próxima Coca.

¡Salud!

2 comentarios en “El mundo en una botella”

  1. ana dice:

    Parece una publicidad disfrazada. Rarísimo, no es el tipo de cosas que se esperan de Buendiario

  2. Fernando dice:

    Este articulo deberia entrar en la categoria “es o no es” ya que el producto se asocia con problemas de salud.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas