Deporte

El fútbol también tiene su Navidad

 

El reloj en Catalunya marca las veintitrés horas y treinta y cinco minutos. En la escena central hay un español, muy elegante, encargado reglamentario de lo que está sucediendo, y un futbolista no tan alto, de origen brasileño, nacionalizado portugués. El partido entra en sus últimos diez minutos y el cansancio es difícil de disimular. Por eso el europeo no demuestra esa actitud de alarma atlética. Camina.

Por Nicolás Moretti.

 

Buendiario-debut-Messi-Octubre

El momento bisagra.

 

Se llama Deco y se siente satisfecho. Convirtió un gol, el único del partido (no habría otro), y su equipo, el Barcelona, le ganaba de visitante el clásico regional al otro equipo de la ciudad que milita en Primera División, el Espanyol.

El portugués recordará este momento por el resto de su vida. Será uno de los principales recuerdos de una colección de momentos felices, que incluyen goles, jugadas lujosas y títulos de todo tipo y color, en los clubes donde jugó y en el seleccionado de su país. Casualmente esta situación que lo tuvo como protagonista es la menos deseada por cualquier futbolista. El fin de su participación en el encuentro. Un cambio.

Noticia relacionada: 450 pueblos agrarios se integran a través del fútbol

El muchachito que esperaba ansiosamente ingresar al campo ya había tenido una oportunidad en el primer equipo un año antes en un amistoso contra el Porto, curiosamente el primer club del portugués que era reemplazado, pero tendría que esperar hasta este día para hacer su debut oficial con 17 años recién cumplidos, el más joven en debutar en Barcelona. Frank Rijkaard, entrenador holandés, fue el encargado de darle sus primeros minutos. La fecha: 16 de Octubre de 2004.

Pasaron 10 años de este acontecimiento y no es necesario mencionar el nombre del canterano que hizo su debut en aquella noche. Desde ese momento hasta hoy, genera lo que solo los genios irrepetibles logran: Que todo el planeta espere ansioso su próximo partido para volver a disfrutarlo en una cancha de fútbol y sentir placer.

Noticia relacionada: Fotógrafos retratan arcos de fútbol alrededor del mundo

Su período de formación comenzó en Argentina, a la que eligió representar en sus seleccionados, más precisamente en Rosario, donde jugaba al fútbol infantil en Newells Old Boys. A los 12 años llegó a Barcelona, institución que se ofreció a asumir los siderales costos económicos de su necesario tratamiento de desarrollo, luego de ver las maravillas de las que era capaz el niño en cuestión. Decisión de la que el club catalán se enorgullecerá hasta la eternidad.

Hoy tiene 27 años de edad. Teniendo en cuenta que un futbolista profesional se desempeña plenamente hasta los 35 años, promedio, lo que pueda hacer este hombre hasta su retiro de la actividad es imposible de proyectar.

Noticia relacionada: ¡Vacas invaden partido de fútbol para comer pasto!

Lionel Messi ha ganado 22 títulos profesionales, convirtió 426 goles en 525 partidos jugados (91 de ellos los hizo en una temporada, la misma en la que marcó durante 21 partidos consecutivos, lo que le valió un Record Guiness), recibió ¡73! distinciones individuales, de las que se destacan los cuatro Balones de Oro de FIFA seguidos que obtuvo entre 2009 y 2012 y el Premio al Mejor Jugador en el último Mundial. Está a tres tantos de ser el máximo goleador histórico de la Liga Española (quizás destroce este récord antes de que se publique esta nota. Mis disculpas anticipadas) y le faltan cuatro para serlo en la Champions League. Ya es el anotador histórico de su club, Barcelona. Con total seguridad será el jugador con más goles en la historia de la Selección Argentina con la que tiene 42 gritos. Está a sólo 15 goles de ser el primero de la lista. Quince goles es un número altísimo para un jugador de Selección, que tiene la posibilidad de jugar para su país alrededor de 15 veces por año como máximo. Pero para él “sólo” son 15 goles más (Para los que creen en la numerología y acaban de leer el número 15 seguidas veces, usó ese número de camiseta en el Sub 23 campeón olímpico en Beijing 2008).

Vale la repetición. Tiene 27 años de edad.

Noticia relacionada: Comunidad gay argentina fomenta jugar y ver el mundial

Para seguir enumerando sus números, récords y todo lo que consigue con su sola presencia, necesitaríamos publicar este artículo editorial mediante. Por lo que ya dejaría de ser un artículo.

Aún con semejante palmarés en su haber es generador de polémicas, en Argentina sobretodo. No las profundizaremos porque todos las conocen y porque muchas de ellas rozan el absurdo total. Existen muy pocas figuras que alcanzan niveles de universalidad tales que los protegen para no ser cuestionados en algún momento. El fútbol es universal, pero también tiene múltiples formas de ser comprendido, por lo que las polémicas y las opiniones encontradas continuarán. Aunque se trate de Messi.

Sigamos disfrutándolo. Afortunadamente tenemos muchos años por delante para seguir haciéndolo. Más adelante llegará el momento de explicarles a los más chicos quien es él, quien ha sido y quien será hasta el final de los tiempos.

Honestamente… ¿Alguno piensa que Deco no recordará toda su vida que fue él quien salió del campo para que debute semejante fenómeno? Piénsenlo.

Hasta la próxima.

Salud!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas