¿Es o No es?

Educando a niños sin género

Una pareja de suecos ha decidido educar a su hij@ sin “imponerle un género”.

 

Desde hace 6 años Pop es educado por sus padres según un método poco común: él (o ella) no es ni un niño ni una niña, según sus padres. “Es cruel traer al mundo un niño con una señal azul o rosa en la frente. Mientras que el género de Pop siga neutro, no será influenciado por la manera en que la gente trata a los niños y las niñas. Queremos que nuestro hij@ crezca libremente y no en el molde de un género específico”, han contado sus padres al diario Svenska Dageblat. Su madre explica: “Para mí Pop no es ni un niña ni un niño, es simplemente Pop”.

Niño mostrando las manos pintadas para noticia géneroCuando la historia salió a la luz en 2009, Susan Pinker , una psicóloga canadiense, expresó sus dudas acerca de este método educativo, basado según los padres en principios feministas que afirman que el género (masculino o femenino) es una construcción social. “Ignorar la naturaleza del niño no funciona en absoluto”, precisaba Susan Pinker. Y añadía: “La educación no debe ser utilizada para probar un punto de vista ideológico, sino para responder a las necesidades de los niños”. Para ella el secreto acerca del sexo no puede ser ocultado por mucho tiempo. “Los niños son curiosos y quieren saber más acerca de su identidad, sobre todo cuando entran en contacto con otros niños de su misma edad”.

De momento Pop está siendo educado (a) por sus padres en casa y no ha ido aún a una guardería ni a un centro de educación infantil. Según sus padres, Pop es una criatura confiada y estable, y elije él (ella) mismo (a) su ropa: a veces una falda, otras veces un pantalón. En cuanto al peinado ocurre otro tanto.

En octubre del 2012 el pronombre “hen” ha sido introducido en el idioma sueco. “Hen” es neutro y no designa ni “él” ni “ella”, lo que permite hacer referencia a alguien sin tener que precisar su sexo.

El periodista que ha dado a conocer este caso, cuenta que ésta historia ha tenido imitadores y concluye: “En Suecia, muchos padres educan a sus hijos de la manera más neutra posible, con la finalidad de darles más oportunidades en lugar de limitarlos”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas