Sociedad

Ecuador da más derechos laborales a embarazadas y LGBT

La normativa prohíbe el despido a las futuras madres y una indemnización agravada de 12 remuneraciones adicionales, además de garantizar trabajos a gays, lesbianas, trans y bisexuales.

 

Buendiario-ecuador-derechos-laborales-195

 

La ley ecuatoriana permite a las mujeres ausentarse tres meses luego de dar a luz. Pero en la práctica las madres son despedidas cuando retornan, y sin liquidación justa. También es habitual que las embarazadas trabajen largas jornadas, a pesar de su condición. “Los jefes justificaban sus actitudes haciendo notar que ellos me hacían un favor al dejarme trabajar porque estaba embarazada”, ejemplifica Nataly Trávez, una joven madre que denunció a sus jefes por acoso laboral y maltrato.

Pero casos aislados como este dejarán de ser aislados. La justicia ecuatoriana tomó nota del nuevo mundo en el que vivimos y no solo sumó ahora más derechos laborales para las embarazadas sino para miembros de la comunidad LGBT. La reforma a la Ley de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo no Remunerado en el Hogar, por ejemplo, en su artículo 195 plantea como nueva figura la prohibición de despido y la declaratoria de ineficaz enfocada para trabajadoras en estado de embarazo o asociado a su condición de gestación o maternidad.

Según el asambleísta Fausto Cayambe con esta nueva figura contemplada en la Ley de Justicia Laboral, no se permite el despido de embarazadas. “Ese despido es declarado nulo”, aclara. El artículo 195 también propone procesos rápidos de acción. Por ejemplo, si la futura madre denuncie el despido, se citará al empleador en un plazo máximo de 24 horas. Mientras tanto se dictarán medidas cautelares para reintegrar a la mujer mientras dure el trámite. Si en la audiencia se comprueba la ineficacia del despido con pruebas, se sobreentenderá que la relación laboral no se ha interrumpido y se ordenará el pago inmediato de las remuneraciones pendientes con 10% de recargo. Ahora la indemnización agravada es de 12 meses de remuneración solo por estar en estado de gestación o en etapa de lactancia.

Carlos Marx, ministro del Trabajo, destacó estos beneficios y sostuvo que la prioridad es garantizar la estabilidad laboral. Las nuevas leyes también apuntan a generar mayor incorporación de personas de la comunidad LGBT al mercado laboral, protegiéndolas de diferentes formas de discriminación. La reglamentación fomenta a través de medidas económicas y sindicales el mayor acceso al trabajo del colectivo, estableciendo regulaciones para proteger su empleo de los caprichos del empleados, de modo similar al que se plantea con las madres. A través de las recientes Jornadas Inclusivas realizadas por Ecuavisa, se hizo hincapié en este punto, para cimentar las nuevas medidas.

Visto en El Telégrafo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas