Buen Samaritano

Donó su medalla a herida en maratón de Boston

Laura Wellington,una corredora de la Maratón de Boston, estaba a pasos de llegar a la línea final cuando explotaron las bombas. Un hombre se acercó a consolarla y le regaló su medalla por llegar al final de la carrera. Ese gesto, dice Laura, le devolvió la confianza en la humanidad, dado que “a pesar de que ocurrió algo terrible, sentí que todo iba a estar bien”. La mujer describió su historia en Facebook, esperando encontrar al buen hombre que la había ayudado.

buendiario-medalla-maraton-boston-1

Ahora, finalmente se descubrió quién fue el Buen Samaritano: Brent Cunningham, de 46 años y oriundo de Sitka, Alaska, según el diario Toronto Star. Brent no sabía que alguien lo estaba buscando, hasta que la estación de radio KCAW de Alaska lo buscó para entrevistarlo. Así contó cómo había llegado a la línea de llegada media hora antes de los bombardeos y que descreyó de la noticia.

“Había miles de corredores por todas partes pero ninguno llevaba una medalla, porque no habían podido terminar la carrera”, comentó Cunningham. “Me topé con una chica que lloraba por no haber llegado al final, y me generó mucha compasión. Me da vergüenza contar esto, no quiero llamar la atención, pero fui y le di mi medalla. Porque yo sí llegué a terminar la carrera, y ella se merecía una medalla. Así que fui y le di la mía, tuve que hacerlo. Ella se emocionó mucho.”

Wellington luego reafirmaría la importancia de ese pequeño acto: “El se acercó y me dijo que yo, a sus ojos, sí había terminado la carrera. Apenas pude agradecerle, las lágrimas me ganaron de mano. Las chances son que no vuelva a ver a ese hombre, pero me propongo intentar encontrarlo, con la esperanza de poder explicarle lo que su gesto implicó para mí.”

Ahora, parece, tendrá su oportunidad.

Visto en Huffington Post

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas