Opinión

La creatividad, promotora del intercambio y del cambio

buendiario-dolores-guzman

 

La creatividad implica un proceso de transformación. Se refiere a crear algo nuevo, y para eso es necesario romper con un esquema previo, con algo preexistente. Pero uno no es sin el otro. No se podría establecer algo nuevo si no hay algo preestablecido, y a la vez si estuviéramos introduciendo algo nuevo constantemente, no tendríamos la posibilidad de expresar y desarrollar esas potencialidades activamente, es decir en el hacer, transitar ese proceso para permitir que eso también me transforme. Entonces la estructura también es parte de ese proceso. Es decir, podríamos pensar en una relación dialéctica entre la creatividad y la estructura más que en la creatividad como una forma acabada. La ruptura con lo establecido se caracteriza por ser un gesto liberador y desmitificador. Se abre la posibilidad de tener en cuenta nuevos puntos de vista, nuevas asociaciones, nuevos paradigmas.

 

boa-EL-PRINCIPITO

 

Quizá una de las mejores formas de ser creativos es a partir del juego, en donde no estamos pensando en los resultados, sino que nos lanzamos a lo imprevisto, a la sorpresa, a la propuesta del otro, sin saber qué se puede desencadenar. Jugamos con la palabra, con el cuerpo, con nuestros gestos, con los sentidos, con nuestros silencios, con lo simbólico, con los otros, etc. En este sentido, hablamos de intercambio, al articular estos niveles entre sí, las posibilidades de asociación y de transformación son infinitas. A la vez, el intercambio también es con los otros, podemos crear una tercera alternativa en cooperación, más allá de la particularidad de cada una.

El juego por el placer de hacer y de ser. El juego existe en la búsqueda más que en el hallazgo o en el ser hallado.

Este es el valor evolutivo de la creatividad… el hecho de que nos hace flexibles, nos permite crecer. Lo interesante de esta característica es poder aplicarla a todos los ámbitos de la vida, no solamente al área profesional. Tampoco es exclusiva de los artistas, sino que se puede poner a jugar en el área social, emocional, intelectual, etc… Todos tenemos la capacidad de ser creativos, solo es cuestión de hacerlo presente. Ser creativo es ser verdadero, es lo que aparece en el gesto espontáneo; y esto no es posible sin un proceso de transformación.

 

Dolores Guzmán

Licenciada en Psicología de la UBA, se especializó en Danza Movimiento Terapia, y se formó como actriz en el IUNA de Artes dramáticas. Actualmente realiza asesoramiento para el desarrollo de emprendimientos de industrias creativas, en DB Consultoría. Ofrece capacitaciones del perfil emprendedor. Se desempeña como Danza Movimiento Terapeuta en procesos individuales y grupales. Coordina talleres de juegos teatrales para niños y adolescentes y talleres de creatividad para el ejercicio profesional.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.