Feliz no cumpleaños

Diversión y pedagogia para los más chicos: Piñon Fijo

Cada fin de semana, mientras desayunamos, miramos con mi novia programación infantil. Rotamos entre películas, dibujos animados y las opciones de los canales de aire. Ambos tenemos nuestro preferido y siempre esperamos amanecer no tan tarde para no perdérnoslo: Piñón Fijo.

Por Yago Fiamingo

 

Buendiario-Pinon-Fijo

 

El payaso cordobés ofrece todas las variantes necesarias para que un contenido infantil sea sano y entretenido: juegos, disfraces, música, dibujos. Siempre interactuando con los chicos, educando con sutileza, como cuando canta y sugiere al mismo tiempo por qué es tan importante cepillarse los dientes a diario.

Si bien hace muchos años que forma parte de la televisión y el teatro, llamó mi atención hace relativamente poco cuando un día vi que junto a él estaba en un clip nada más y nada menos que Pedro Aznar. Ambos se encargan de contar, con simpatía y ternura, todo lo que entra en un iglú. Por supuesto que yo también hice mi lista imaginaria, que tenía como regla elemental que rimara con el tema. Frecuentemente recurro a mi tablet para ver una y otra vez esa pieza que considero indispensable para cualquiera que desee entretener a los niños en un futuro.

 

¿Por qué Piñón es Fijo? Porque siempre está sonriendo, porque no pierde la gracia en cada nota que da (a la que tiene que ir con su uniforme, a pesar de que todos le conozcamos la cara por la
colorada canallada que le hicieron), porque no hace bullying ni política, porque garantiza tranquilidad desde el contenido a los adultos, porque ni es grosero ni es ordinario y porque federaliza su show al recorrer y mencionar todas las provincias y ciudades que visita cada fin de semana.

Insisto con que no es un personaje nuevo, pero si la más didáctica de todas las opciones que tenemos actualmente… para grandes y para chicos… Si vos vieras, vieras tú…

 

Columna escrita por Yago Fiamingo.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.