Sociedad

Diego Luna defendió a los inmigrantes en la Casa Blanca

El actor mexicano presentó en la casa de gobierno de EE.UU. su segunda película, titulada César Chávez, que narra la historia del líder sindical y activista mexicano que defendió los derechos civiles de campesinos e inmigrantes. La reunión sirvió de contexto para que Luna defendiera la reforma migratoria en el país del Norte.

 

Buendiario-diego-luna-obama-casa-blanca-cesar-chavez-pelicula

Luna junto a Michelle Obama, en la Casa Blanca

 

La sonrisa en todo momento acompañó a Diego Luna durante la presentación de su segunda película como director, César Chávez, con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, como invitado estelar. La historia del líder sindical de origen hispano que ha narrado el mexicano se estrena en Estados Unidos el 28 de marzo, justo en pleno debate sobre la reforma migratoria. Luna no ocultó su orgullo por que su película “sea utilizada para presionar en ese debate”.

Noticia relacionada: Mark Zuckerberg, a favor de la reforma inmigratoria en Estados Unidos

Chávez, interpretado por Michael Peña, dedicó su vida a mejorar las condiciones laborales de los inmigrantes indocumentados y de los trabajadores rurales de EE.UU. Luna aprovechó a la figura del líder para reivindicar la dignidad de la comunidad hispana y para denunciar “la hipocresía que todavía impera en EE.UU”, en palabras del realizador. “Esta nación se llama a sí misma la tierra de la libertad, pero no deja que 11 millones de trabajadores que están alimentando al país gocen de los derechos que sí disfrutan aquellos que consumen el fruto de su trabajo”, explicó.

Luna defendió la importancia de rescatar la fuerza de la unidad que Chávez promovió en su lucha sindical. “Él le dio confianza a una comunidad, le mostró que su voz tenía un valor y un poder si se sumaba a otras”, enfatizó el mexicano, que busca también eso para la comunidad latinoamericana en EE.UU. “El día que Latinoamérica esté interesada por la experiencia latina en EEUU y los latinos en EEUU estén interesados por la experiencia en Latinoamérica, vamos a tener un poder enorme, una libertad gigante”, sostuvo.

 

 

Curiosamente, a pesar del recibimiento en la Casa Blanca, la película sobre la vida del activista, considerado un héroe en Estados Unidos, fue financiada casi en su totalidad en México, lo cual demuestra el punto de Luna. Obama decretó hace dos años el 31 de marzo, fecha de nacimiento del activista, como día nacional de César Chávez, que es feriado en varios Estados, pero para muchos ese día pasa desapercibido. “Esta historia nos pertenece, tiene que ver con nosotros, porque un día un buen porcentaje de la población de nuestro país decidió ir a buscar mejores opciones”, propuso Luna, quien conectó con el tema crucial de la reforma migratoria. “Va a tomar tiempo, pero, mientras tanto, las deportaciones no pueden seguir sucediendo”, dijo en plan combativo quien recordó los problemas de esa frontera tan larga y compleja.

Noticia relacionada: Pueblo de Estados Unidos renace gracias masiva inmigración de latinos

Sobre la alegría de hacer la película, Luna comentó que “cuando haces algo por las razones correctas, cuando tienes claro qué te conecta con la historia, la experiencia vuela sola”. Uno de los motivos para hacerla era la necesidad de impulsar la reforma migratoria, y la repercusión llegó. “De repente, el presidente de EEUU dice que es momento de celebrar historias como estas para traerle el cambio a la gente”, reflexionó eufórico, feliz de dar más voz a la comunidad latina en Estados Unidos.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas