Entretenimiento

Deslumbrantes esculturas funcionan a base de viento

Anthony Howe es lo que se llama un “escultor cinético”, lo cual quiere decir que su material de trabajo es el movimiento, o, más precisamente, el acero movido por el viento. Las palabras sobran: mejor miren los videos que siguen para entender por qué su obra es maravillosa, e imprescindible.

 

 

 

Howe nació en Salt Lake City, Utah, pero vive en una zona rural de Eastsound, en las cercanías de Washington, y es un escultor que trabaja prioritariamente con acero inoxidable para dar forma a esculturas que reaccionan al más mínimo movimiento producido por el viento, e incluso a cada pequeño rayo de luz. Su trabajo es hipnótico, y la clave está en los pequeños detalles, que hacen al sentido total de la obra: About Face (“Acerca de la cara”) trata sobre cómo cambia la expresión de la cara metálica según cómo sopla el viento. El trabajo de este paciente artesano responde a las más mínimas brisas, y esto se ve claro tanto en Octo como en Vlast-O-Spline, más tendiente al efecto de los vientos fuertes. Cloud Light (o “Luz de nube”) demuestra el papel fundamental de la luz en el trabajo de este original artista.

Noticia relacionada: Esculturas clásicas vestidas de hipsters

Howe trabaja principalmente con fibra de vidrio y acero inoxidable, el cual suelda él mismo, para crear objetos cuidadosamente diseñados. El artista produce todo tipo de interesantes formas equilibradas simétricamente, que parecen deslizarse por el aire, girando en un movimiento circular orgánico y armonioso. Las esculturas en tres dimensiones producen patrones fascinantes e ilusiones ópticas naturales que invitan a ser vistas durante largas horas, sumidos en el más profundo ensueño.

 

 

 

Visto en Marcianos Mx

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas