Animales

¡Descubren que los osos también practican sexo oral!

Y no sólo eso: científicos polacos confirmaron que vieron esa conducta entre dos machos en cautividad. ¿Placer o forma de adaptación al medio? La respuesta en la nota…

 

Buendiario-osos-sexo-oral-croacia-placer-2

La evidencia de la felación osuna

 

Los comportamientos de estimulación sexual que no están vinculados a la reproducción, como el sexo oral, son raros entre los mamíferos, con la excepción de los seres humanos y otros primates; famoso es el caso de los bonobos, esa especie de monos que vive en un matriarcado y que es dada a armar sus propias orgías. En las especies sociales, estos juegos pueden cumplir la función de marcar la jerarquía, pero en las especies solitarias, como los osos, estas conductas son más enigmáticas, y no siempre claras para la ciencia. Posiblemente indican algo anormal, o al menos eso afirma la revista Zoo Biology.

Noticia relacionada: Científico holandés devela donde queda el epicentro del orgasmo

Investigadores de la Academia de Ciencias de Polonia presentan el caso de dos osos pardos machos, criados en cautiverio en un santuario en Kuterevo, Croacia, que se quedaron huérfanos siendo cachorros. Según comprobaron, los osos participaban en recurrentes felaciones varias veces al día, hasta que cumplieron diez años de edad. Los roles de los dos amantes se mantuvieron sin cambios durante todo el tiempo, de forma que uno de ellos era siempre quien realizaba el acto y el otro se mantenía pasivo. “La conducta en sí misma se convirtió en altamente ritualizada”, afirman los autores.

Los científicos describen el acto al detalle. Aunque puede parecer que los osos lo practican por mero placer, los autores del estudio tienen una explicación casi freudiana: creen que la actividad se inició “como resultado de la privación temprana del amamantamiento materno de los cachorros, y persistió a través de la vida, posiblemente debido a que se mantuvo satisfactoria para ambos individuos”. No discutiremos su visión cientificista, pero tal vez haya que dejar margen a pensar que se trata de placer también. ¿Por qué no? ¿Hay evidencia para descartarlo?

Noticia relacionada: Descubren que los elefantes distinguen idiomas y voces

El estudio es el primer informe descriptivo de la felación en los osos, y sugiere que “algunos osos pueden sufrir consecuencias en el comportamiento para toda la vida por causa de quedarse huérfanos a una edad temprana”. Bueno, si la pasan bien, ¿Quiénes somos nosotros para cuestionar lo que hacen en su vida privada?

Sea cual sea el caso, le deseamos a este pobre oso solitario que pronto consiga un compañero, que anda necesitado:

 

 

Visto en ABC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas