Pura vida

Descubren la verdadera razón por la cual bostezamos

Si bien solemos avergonzarnos del bostezo, ahora se descubrió que es un comportamiento animal destinado a mantenernos alerta. ¿Y por qué es contagioso? Para que nadie en la manada se duerma, por ejemplo. O para que el cerebro no se sobrecaliente. ¡A conocer las teorías!

 

 

El bostezo es un comportamiento cotidiano en los seres humanos, pero también está presente en muchos otros animales; sin embargo, poco es lo que se sabe sobre el tema y gran parte de la información que se pasa de boca en boca no es necesariamente correcta. Por ejemplo: generalmente se asocia a este acto con el mal descanso y, por mucho tiempo, se creyó que los bostezos estaban estrechamente ligados a una falta de oxígeno en la sangre y en el cerebro. Sin embargo, estudios recientes llevados a cabo por la State University of New York y la Universidad de Duke sostienen que la función central de un buen bostezo poco y nada tiene que ver con esto: su propósito central es nivelar la temperatura del cerebro y poder mantener así su rendimiento óptimo.

El cerebro es extremadamente sensible a los cambios de temperatura. Un mínimo aumento – como puede ser un grado, sin ir mas lejos – basta para producir alteraciones en funciones importantes, como la capacidad de reacción ó la agudeza de la memoria. Al bostezar, la persona incorpora una bocanada de aire que enfría la sangre que fluye por su boca y su nariz, rumbo al cerebro; esto ayuda a regular la temperatura del mismo, reestableciendo en consecuencia su máxima capacidad. La temperatura del cerebro puede aumentar por variables externas, como el clima, o internas, como algunas emociones (la ansiedad, por ejemplo). Esto explica por qué hay más bostezos en verano que en invierno y por qué algunas personas bostezan en situaciones estresantes, como puede ser antes de dar un discurso importante.

Siguiendo esta línea de investigación, estudios realizados recientemente en grupos de animales sugieren que la cualidad contagiosa que tienen los bostezos trasciende un mero acto de empatía: en varias especies es un recurso que se utiliza para generar un estado de alerta grupal; una forma de preparar a la manada para afrontar una potencial amenaza o desafío. Los últimos descubrimientos parecen indicar que, a diferencia de lo que se creyó hasta ahora, los bostezos están lejos de ser un mero reflejo del letargo. Por el contrario: son grandes aliados a la hora de mantener la agudeza mental.

¿Creían que el bostezo era un mero reflejo básico? Bueno, piénsenlo dos veces: parece que cumple más de una función, y todas ellas vitales. ¡A no avergonzarse, amigos!

Visto en Wall Street Journal

Un comentario en “Descubren la verdadera razón por la cual bostezamos”

  1. Manchi dice:

    Muy bueno eh! leer todo el articulo me hizo bostezar un monton jjaa moooy contagioso!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas