¡WOW!

Descubren brújula vikinga que funcionaba hasta de noche

Un grupo de investigadores húngaros dice haber descubierto el origen de la misteriosa leyenda vikinga de la “piedra solar”.

 

buendiario-brujula-vikinga-funciona-de-noche

El disco de Uunartoq, la pieza que comenzó todo esto.

El folklore noruego menciona a menudo un artefacto con supuestas propiedades mágicas llamado “piedra solar” con el que los navegantes vikingos se orientaban incluso de noche. Un grupo de investigadores húngaros creen haber descubierto el origen de la leyenda. La piedra solar no será mágica, pero es muy real.

Hace setenta años, un equipo de arqueólogos descubrió una pieza enterrada bajo un convento medieval en Groenlandia. La llamaron el “disco de Uunartoq”. Al principio, creyeron que se trataba solo de un adorno vikingo roto. Investigaciones posteriores trabajaron sobre la hipótesis de que pudiera ser parte de una brújula rudimentaria.

Noticia relacionada: Descifran carta que escribió un egipcio hace 1800 años

El equipo de investigadores húngaros no creía en esa hipótesis porque el disco de Unnartoq es demasiado pequeño para servir como brújula por sí solo. Sin embargo, el disco sí que podía pertenecer a un sistema más complejo en el que la piedra solar era el centro.

Hasta hace poco, no se tenía constancia de estas piedras solares. Probablemente esto se debe a que los ritos funerarios vikingos, que incluían la cremación de los cadáveres, acababan también con las piedras solares si estas formaban parte de las propiedades del fallecido.

Sin embargo, investigadores de la Universidad de Rennes, en Francia, descubrieron recientemente una piedra desconocida entre los restos de un barco hundido de la época de los Tudor. Se cree que la piedra podría haber sido utilizada de una manera similar a la piedra solar de los vikingos.

buendiario-brujula-vikinga-piedra-solar

El Espato de Islandia, la llamada “piedra solar”.

La piedra, del tamaño aproximado de un paquete de tabaco, es un tipo de calcita cristalina llamado Silfurberg, o Espato de Islandia. Este cristal tiene una propiedad llamada birrefringencia o doble refracción que podría haber permitido a los vikingos calcular la posición del sol incluso cuando el sol se acababa de poner o estaba nublado.

Noticia relacionada: Hallan un baño judío del siglo XV en Gerona, España

Los investigadores húngaros mantienen la teoría de que, utilizando dos de estas piedras, un disco como el de Unnatoq, y un instrumento similar a un palo que generaría sombra, los navegantes vikingos eran capaces de reproducir un tenue patrón luminoso con el que triangular la posición del sol.

En las pruebas preliminares, el equipo de científicos ha logrado utilizar las piedras para localizar el sol con un margen de error de unos cuatro grados, e incluso cincuenta minutos después de que se hubiera puesto en el horizonte. No es magia, pero sí es increíble.

Visto en Gizmodo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas