¡WOW!

¡De huérfano en Calcuta a vocero de Buckingham!

Badar Azim, proveniente de una villa en la ciudad de la India, ascendió hasta llegar al Palacio de Buckingham, donde la semana pasada fue el encargado de anunciar el nacimiento George, el hijo del príncipe y la princesa reales.

 

 

La vida de Azim – al que se puede ver en el video a partir de 0:50 – comenzó en los callejones de Calcuta, y probablemente nunca imaginó que su camino conduciría al majestuoso Palacio de Buckingham, casa de la reina de Inglaterra. Ante el vocería de miles de personas congregadas frente al palacio, Azim avanzó orgullosamente a lo largo de los jardines junto a la Secretaria de Prensa de la Reina, Ailsa Anderson, para dar cuenta del nacimiento saludable del bebé heredero del trono. Con su uniforme rojo y negro, nadie jamás hubiera dicho que ese hombre provenía de la pobreza en un país muy, muy lejano.

Noticia relacionada: Reino Unido contempla siete nuevas clases sociales

Nada fue fácil para el joven que trabajó para ascender hasta llegar a tener su posición actual. Fue casualidad que Badar, de 25 años, estuviera de guardia en la puerta Privy Purse en el momento en que la Duquesa de Cambridge dio a luz a la tercera línea camino al trono. Es un cuento de hadas, sobre todo para sus padres, Mohammed Rahim y Mumtaz Bagum, que aún viven en esa zona de humilde de la ciudad india. El éxito de su hijo los obnubila, tanto como Mazhar, hermano menor de Badar, pero el mismísimo portero real, cuyo rostro fue visto por todo el planeta, se lo toma con calma.

“Se lo tomó con calma, aunque fue un momento de mucho orgullo”, cuenta Mazhar. “Mis padres no sabían nada de la Familia Real antes de que mi hermano tuviera este trabajo, pero luego empezaron a leer sobre el tema en los diarios. Están convencidos de que Badar está bendecido”.

 

buendiario-Badar-Azim-huerfano-Calcuta-Palacio-Buckingham-bebe-principe-George-londres-3

Badar, de amarillo, en su época en el orfanato en Calcuta

 

La familia, en su humilde casa de Calcuta, no tiene más que un televisor y un juego de sillas de plástico. Pero su padre se esforzó para mandar a su hijo al colegio. Y hasta cedió la única cama a sus hijos, lo cual implicó que los padres debían dormir en el piso. “Mi padre llegó a pedir dinero prestado para que nosotros pudiéramos prosperar”, relata Mazhar.

Noticia relacionada: Elegantísimo mono nada en pileta de Mumbai

Tiempo después, gracias a sus esfuerzos, Badar empezó a concurrir al orfanato de caridad Saint Mary´s, una escuela diurna administrada por una hermandad cristiana irlandesa, con el fin de ayudar a niños destituídos, sin casa y de bajos recursos. Allí el joven prosperó, gracias a su inteligencia, su creatividad y su sentido del humor. A partir de esa experiencia, Badar pasó al Instituto International de Administración de Hoteles en Calcuta, donde se graduó de administrador hospitalario.

Sanjukta Bose, director del instituto, elogia la decencia del joven. “Es puntual, prolijo y un gran comunicador, virtudes esenciales en este medio”. Y esas virtudes lograron que consiga una beca para la Napier University de Edinburgo, Escocia, donde se acostumbró a cocinar sus propios currys. Y no sólo eso: en su año final de estudios organizó una carrera para recaudar fondos para el orfanato donde creció en Calcuta.

Noticia relacionada: Lesbianas festejan su casamiento al estilo indio

En 2012 consiguió su trabajo actual en Buckingham Palace, pero no se olvida de su pasado. “La caridad me permitió llegar a Edinburgo y completar mis estudios, algo que no podría ni haber soñado”. Efectivamente, el joven ama su trabajo en la capital británica, tuvo chances de conocer a la Reina en persona y no renuncia a vivir ni un minuto de su mágico cuento de hadas moderno.

Visto en Daily Mail

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas