Acción / Reacción

¡Crean un motor para avioncitos de papel!

El responsable de tan simpática idea es un emprendedor israelí, quien desarrolló un pequeño motor que se puede adosar a un modelo de papel y que además se puede controlar con el smartphone. ¡Para que el vuelo nunca se corte!

 

El avión, su creador y un smartphone: las claves del proyecto

El avión, su creador y un smartphone: las claves del proyecto

 

La cosa es bien simple: el pequeño motor se adosa al modelo de papel y tiene un sensor que a través de una conexión de Bluetooth permite al usuario controlar la velocidad y la dirección del avión. Su creador, Shai Goitein, es un ex piloto comercial de origen israelí. La idea se le ocurrió mientras trabajaba con chicos con problemas sociales, y en ese lapso le tomó un aprecio particular a los objetos voladores en general, pero más aún a los avioncitos de papel.

Noticia relacionada: Nueva aplicación móvil permite “capturar” los sueños

¿Cómo hacer para que el vuelo de los avioncitos de papel sea más prolongado? Esa fue la pregunta que impulsó al israelí a trabajar en el prototipo, interrogante que casi todo el mundo se hace en la niñez, al lanzar uno de esos aeroplanos de celulosa. Bueno, ahora ya saben cómo.

Los primeros modelos que desarrolló Goitein tenían el problema de que los costos técnicos eran muy altos. Ahora, 57 prototipos después, el PowerUp – tal el nombre del motor – dio con las condiciones ideales para poder salir al mercado. Goitein logró incorporar el control remoto a través de Bluetooth, lo que le permitió sumar la opción de manejar el avión desde un celular. Por otro lado, la baja en los precios del equipamiento necesario le permitió ser más competitivo, y el crowdfunding fue fundamental para juntar el dinero para hacerlo posible.

Noticia relacionada: Llegó Sprout, el nuevo lápiz que se convierte en planta

Aquí vemos a Goitein vendiendo su propia invención (en inglés):

 

 

Noticia relacionada: Lanzan la primera bicicleta voladora

Un fabricante de juguetes alemán lo ayudó a desarrollar el producto y además Goitein recaló en la plataforma de financiamiento Kickstarter; así conseguió el dinero necesario para lanzar el producto al mercado. PowerUp Products conseguió los 50.000 dólares que pretendía es sólo ocho horas y una semana después ya habían conseguido 400 mil dólares para hacer volar su proyecto. ¡Los sueños valen, amigos!

Visto en El Mundo

Agredecemos a Damián Maur por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas