Jardinería

Crean fertilizante a base de insectos que no contamina

Los creadores del compuesto fueron los investigadores  del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas, que fabricaron el fertilizante natural con el exoesqueleto quitinoso que protege a los crustáceos y los insectos.

 

Buendiario-fertilizantes

 

El compuesto es biodegradable e inocuo para la salud humana, por lo tanto es capaz de recuperar la biodiversidad del suelo perdida por la sobreexplotación agrícola. El  nuevo fertilizante representa una alternativa sostenible frente a la utilización habitual de los fertilizantes nitrogenados inorgánicos,  que producen consecuencias negativas para el medio ambiente.

Los fertilizantes utilizados tradicionalmente en la agricultura tiene efectos contaminantes  tanto en el agua como en la atmósfera, y, además, contribuyen al incremento del calentamiento global. Para solucionar este problema, los investigadores desarrollaron la tecnología necesaria para producir el material biodegradable a partir de biopolímeros procedentes de la quitina de los artrópodos.

Este compuesto no solo recupera la biodiversidad del suelo, sino que el costo de este producto puede llegar a ser hasta un 10% más barato que el de otros fertilizantes de origen orgánico, lo que representa una ventaja adicional para su futura implantación.

El nuevo fertilizante se puede obtener fácilmente y su uso es más barato que los fertilizantes tradicionales. Esto contribuye al desarrollo de una agricultura sostenible, donde  ya hay una demanda de compuestos vegetales eficientes y respetuosos del medio ambiente.

Visto en Ecoportal.net

Noticia editada por Magalí Durán, agradecemos a Perla Wior por enviárnosla.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas