¿Es o No es?

Crean en Japón un oso robot para ayudar en el suicidio

El SeppuKuma, creado Orient Industry Company junto a la Sociedad Japonesa Para la Muerte Digna, cuenta con 23 métodos para poner fin la vida de una persona. Su creación se debe al aumento drástico en la tasa de suicidio. ¿Es una buena medida para solucionar el problema o todo lo contrario?

 

buendiario-japon-suicidio-robot-oso-invento-asistencia

 

Muchos habrán oído de Aokigahara, tal vez no por lo nombre en sí, pero si por su apodo: el Bosque de los Suicidios. Cada año, de cientos a miles de personas se adentran allí para dar fin a sus vidas. Solo en 2003 se registraron 34.427 muertes en esa locación, sin contar el resto del país.

La tasa de suicidios cometidos en Japón ha aumentado drásticamente. El número de población de adultos mayores también está creciendo. Orient Industry Company junto a la Sociedad Japonesa Para la Muerte Digna han creado al SeppuKuma, un robot con cara de oso animado para ayudar a personas que no pueden quitarse la vida debido a sus discapacidades psicológicas o físicas.

SeppuKuma, que puede ser interpretado como “Oso del suicidio” tiene brazos robóticos que son capaces de transportar hasta 80 kg de peso, manos que son lo suficientemente poderosas como para aplastar los huesos humanos y las piernas de rodillos que pueden retraer o extender de una base según sea necesario cuando se dobla para recoger a alguien de la cama o al maniobrar en espacios reducidos, como las puertas. El robot pesa 140 kg y es accionado por actuadores de software especialmente diseñados. SeppuKuma también ofrece 23 métodos muy diferentes uno puede elegir poner fin a su vida, como inyección letal, asfixia, o asfixia por helio).

Por lo tanto, los japoneses cuentan con la posibilidad de elegir la forma más preferible de poner fin a sus vidas. ¿Pero está bien qué se les asista en sus intentos por morir? ¿O podrían proponer o buscar otras alternativas?

Visto en IB Times

Nota editada por Ramiro Moretta.

2 comentarios en “Crean en Japón un oso robot para ayudar en el suicidio”

  1. Patricia dice:

    Es un monstruo. Es monstruosa la creación. De ninguna manera, debe justificarse, permitirse o, mucho menos, alentarse al suicidio.
    Patético.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas