Mundo

Corte impide que Shell perfore los hielos árticos

Un tribunal de apelación norteamericano decretó que los riesgos ambientales no estaban adecuadamente medidos e impidió a la petrolífera avanzar con las perforaciones, ante la algarabía de los grupos ecologistas.

 

Greenpeace y otros grupos combatieron a la petrolera

Greenpeace y otros grupos combatieron a la petrolera

 

Las expectativas de Shell de perforas los hielos en las costas de Alaska para extraer energía mineral no serán posibles, luego de que un tribunal federal decretara que el gobierno no había calculado adecuadamente el impacto ambiental de la iniciativa. La corte de apelaciones del noveno circuito abogó a favor de los grupos ecologistas y las tribus nativas de Alaska, que desean fuera a la petrolífera y a sus socios.

“Estamos estudiando el veredicto”, declaró la petrolera de capitales anglo-holandeses. Pero su máximo directivo, Ben van Beurden, sabe que el revés económico será considerable, especialmente en un momento donde las ganancias van en descenso a nivel mundial. La compañía ya invirtió 5.000.000.000 de dólares buscando sin éxito petróleo en los mares de Chukchi y de Beaufort Seas, y por eso su necesidad de perforar en Alaska. No podrá ser.

Noticia relacionada: Se acerca un acuerdo global para impedir la pesca en el Ártico

La Wilderness Society, un importante grupo proteccionista de las formas de vida locales, consideró al decreto una victoria en nombre del Océano Ártico. “El gobierno no tiene derecho a ofrecer a la petroleras acuerdos en el Mar de Chukchi. El área alberga a osos polares, ballenas y focas, además de a tribus indígenas locales. La perforación pone en riesgo la vida silvestre y la vida de la gente, además de alejarnos de un futuro de energía limpia”, argumentaron sus voceros.

 

Los mares del ártico, un espacio a ser preservado

Los mares del ártico, un espacio a ser preservado

 

“Este es un golpe inmenso a las ambiciones árticas de Shell. A ojos de la opinión pública, Shell ya había perdido el caso y hoy también perdieron en un tribunal de justicia”, expresó John Sauven, director ejecutivo de Greenpeace Reino Unido.

Noticia relacionada: Chevron deberá pagar una indemnización millonaria a Ecuador

La compañía noruega Statoil, a su vez, decretó que planea retirarse de las aguas árticas que rodean a Groenlandia, dado que las tensiones complican su tarea y generan excesivos gastos; Cairn Energy, otra petrolera, también anunció planes de retirarse de la región. El grupo ecologista Platform ha hecho una fuerte campaña contra las petroleras y se ha reunido con grupos inversores, incitándolos a no apoyar a dichas empresas. Parece que el futuro del ártico, si todo sigue así, será verde. Y azúl, como debe ser.

Visto en The Guardian

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas