Entretenimiento

Conozcan a Nathan Sawaya, el Miguel Ángel del Lego

El artista, oriundo de Nueva York, se especializa en moldear esculturas a partir de objetos cotidianos, y ha logrado llevar a los ladrillitos de Lego a su máxima expresión.

 

 

“Siempre me interesó reinterpretar objetos de uso diario en el hogar, sean escarbadientes, vasitos de plástico o chicles; hacer con ellos arte que te atrapa”, explica Sawaya, quien dice haberse inspirado mucho en la obra de Tom Friedman y de Antony Gormley. “Usar Lego para reproducir formas humanas me parece poco convencional, y ahora mi muestra El Arte del Ladrillo ha dado la vuelta al mundo”, cuenta el joven, cuyo fin es mostrarle a los niños pequeños que el arte está en todas partes y que se puede hacer con cualquier cosa. “El arte hace feliz a la gente, hacerlo no es una opción: es necesario”.

Noticia relacionada: Lego revela nave gigante de Star Wars en Nueva York

“Cuando yo empecé a hacer arte con Lego, nadie lo hacía. Nadie había llevado al Lego a museos y galerías. Me interesó el desafío, entonces saqué mis ladrillitos y construí una réplica gigante de mi propia cara”, cuenta Nathan sobre sus comienzos. “Tuvo muy buenas repercusiones y lo disfruté, así que hice más esculturas. Es un objeto con el que todos se relacionan, entonces pueden conectar con mi trabajo en otro nivel”, relata el artista.

“No hay límites para crear arte con los Lego, no hay nada que no pueda hacer con ellos. A mis diez años, cuando mis padres no me dejaron tener un perro, hice uno de tamaño real con Legos. Creo que fue un punto de partida para mi carrera”, recuerda, entre risas. “Me encanta su pureza, sus ángulos rectos, sus líneas claras. Pero, cuando uno lo ve de lejos, los ángulos rectos dejan paso a las curvas: eso me atrae”, reflexiona Sawaya, quien abandonó su carrera de abogado para dedicarse al arte en tiempo completo. “El derecho no me satisfacía creativamente. Cuando volvía a casa, necesitaba encontrar mi descarga creativa. Empecé a pintar, a escribir y a esculpir”.

Noticia relacionada: Simpático partido de rugby construido con Lego

“Cuando mi página colapsó de tantas visitas, decidí que era hora de dedicarme al arte”, recuerda Nathan, quien persiguió su sueño y el destino le dio la razón.

Visto en Sooziq

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas