Sociedad

Congreso de escritores mayas para preservar su lengua

En Yucatán, México, se reunieron poetas, historiadores y literatos con el fin de salvaguardar y difundir la cultura y lengua maya.

 

Buendiario-congreso-maya-yucatan-1

 

Porque todo país es un conglomerado de varias culturas unidas bajo una misma bandera, es crucial preservar esas culturas vivas. Y para que el descendiente de mayas moderno recobre el orgullo de pertenecer a esta ancestral cultura surgió el tercer Encuentro de Escritores en Lenguas Mayas.

El mayaat´aan o maya peninsular, tzotzil y tzeltal, chol, cachiquel, zoque o quiché es una lengua muy rica, centro de este encuentro de dos días, en el que también pintores y músicos mayas dijeron lo que sienten en su lenguaje propio. Jorge Miguel Cocom Pech, coordinador general del encuentro, llamó a que haya más estudiantes y mestizos en el foro, que tuvo lugar en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida. La finalidad es que ningún maya olvide su origen.

Pech abrió las sesiones invitando a responder a aquellos sectores de la sociedad mexicana, a la que tildó de “mestiza y criolla”, que no se digna a ser parte del encuentro, abriendo el diálogo. Pero también instó a la población maya a no diluir su identidad, de no olvidar quiénes son. “Vamos a ser tercos para que nuestro rostro no se diluya en las grandes ciudades”, detalló el dirigente.

 

Buendiario-congreso-maya-yucatan-2

 

El encuentro procuró “salvaguardar nuestra cultura y lengua maya, difundiéndola y para ello es necesario difundir lo nuevo que producimos”, según Pech, quien cree que hay mucha vergüenza maya en Yucatán, motivada por los ánimos nacionales de a veces tapar lo local. “Tenemos que sacudirnos de la vergüenza maya, que sepan que su apellido es importante, no lo desprecien, por eso decía mi abuelo que tu nombre es la casa de tu alma, si lo echas de ahí, estás echando tu alma, las estás sacando de ti”, dijo, literariamente, el orador.

“Por eso, preservar el ser radica en preservar tu idioma, que es la casa de tu ser”, sentenció el escritor maya quien encabezó dos recitales poéticos en lengua maya junto al creador Humberto Akabal. Y así, con poesía y con identidad, abrió paso a otros oradores, entre versos. “Por eso no llores la muerte de tu cuerpo / ni llores la muerte de tu alma. / Tu cuerpo permanece en el rostro de tus hijos, /Tu alma eternece en el fulgor de las estrellas”.

Visto en El informador

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas