¡WOW!

Confirmado: caminar sobre fuego conduce a la felicidad

Un estudio reveló que aquellas personas que participaron de un masivo ritual de caminata sobre brasas ardientes en Isla Mauricio se sintieron más contentas y menos fatigadas que aquellas personas que prefirieron no hacerlo.

 

 

Parece insólito, pero es un asunto científico: un estudio publicado el pasado mes en el joranal científico Plos ONE analiza el estado emocional y el ritmo cardíaco de personas antes y después de caminar sobre brasas calientes en la isla Mauricio, cerca de las costas de Madagascar. ¿Y saben qué reveló el informe? Que los hombre y las mujeres que atravesaron el fuego con los pies descalzos resultaron mucho más felices y menos cansados que los espectadores que prefirieron mirar a entregarse a las llamas.

Todo se dio dentro del festival Thimithi, fecha clave para la isla, que comienza con participantes que se perforan el cuerpo con objetos variados, como agujas (en la lengua y/o frente) o pinchos de cocina de hasta 2 centímetros (en la mejilla). Una vez superada esta instancia, los participantes se embarcan en una caminata con los pies desnudos sobre asfalto hirviendo a pleno sol y brasas encendidas, donde tienen prohibido consumir agua o alimentos. Todo con una finalidad religiosa, claro, que termina el el templo, donde los participantes – como si no fuese suficiente – caminan sobre el filo de una espada y se acuestan sobre carbón prendido, ante la mirada de sus familiares.

Noticia relacionada: Estudio descubre que el semen “da salud y felicidad”

Una vez acabados los actos sacrificiales, todos – quienes atravesaron las pruebas y quienes miraron – se reúnen para un banquete. Lo que el estudio reveló es que esta serie de tortuosos rituales hace bien tanto a la salud como al ánimo, producto de lo que los investigadores llaman “efervescencia colectiva”. Este término pertenece al creador de la Sociología, Emile Durkheim, e indica que el encuentro ritual de un pueblo, más allá del dolor, excita y estimula a los participantes, uniéndolos más.

 

Buendiario-caminar-fuego-brasas-isla-mauricio-felicidad-cansancio-2

La mujer que camina sobre fuego sería más feliz que el resto

 

Uno de los motivos aparentes del efecto positivo del ritual sería “la liberación de opioides durante la sufrida performance”, lo cual produce un subidón emocional. El esfuerzo corporal requerido para atravesar el carbón encendido, sumado a la sensación de éxito por haber llegado al otro lado, también explicarían la felicidad agregada de los sacrificados concursantes.

¿Y la fatiga de quienes no participaron, a qué se debe? Los investigadores explicaron que se explica porque estos no liberaron opioides, y por lo tanto no obtuvieron el subidón emocional, con lo cual no cumplieron con el ritual. Pero, más aún, creen que los espectadores sintieron una gran empatía con sus familiares que sí caminaron sobre el fuego, lo cual produce más fatiga debido al endurecimiento muscular y la tensión.

Noticia relacionada: Desopilante campeonato de risas en Toronto, felicidad garantizada

“Percibir el sufrimiento aparente de personas cercanas a uno puede ser más estresante y agotador que sufrir el acto uno mismo”, escribieron los responsables del estudio. ¿Y qué finalidad tiene el mismo?, se preguntarán. No sabemos, pero sugerimos que se lo piensen dos veces antes de decir no a una procesión sobre brasas en llamas.

Visto en PS Mag

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas