Bienestar

¿Cómo limpiar la energía de mi casa?

No hay que tener un poder sobrenatural para lograr el equilibrio energético de un espacio. Hoy te compartimos algunos trucos para limpiar la energía de tu casa.

 

Existen miles de formas diferentes de limpiar tu casa.

Existen miles de formas diferentes de limpiar tu casa.

 

Estuvimos conversando con Anahí Martella, co-creadora y directora de CASAVIOLETA, para aprender un poco más sobre el tema. Ellos ofrecen cursos, charlas y productos para que limpies tus espacios de una forma más sutil. Obvio que también tendremos que hacerlo superficialmente porque obviamente, si el espacio está sucio y/o desordenado, primero tendremos que empezar por ahí.

 

Hablamos de diferentes niveles de limpieza. Así como podemos mantener la casa limpia sin necesidad de dar vuelta todo cada vez, de la misma forma podemos mantener limpia la energía del hogar sin necesidad de hacer una limpieza súper profunda todos los días. “A veces prendo solo un carboncito, igual que ayer solo pasé la escoba y no volví a limpiar todo a fondo”.

 

Las claves son, como siempre, el sentido común y la intuición; la casa es un reflejo de cómo somos. “La ley de analogía se aplica siempre a todo”, empieza Anahí, “así que sean pillos y presten atención”, por ejemplo: si me lavo siempre con el mismo shampu, éste va a dejar de hacer efecto. Acá pasa lo mismo: la energía se acostumbra. Así que siempre vamos a tener que seguir aprendiendo e investigando nuevas técnicas o truquitos que nos gusten.

 

Ordená, hacé las camas, doblá ropa y poné cada cosa en su lugar. Básico y primordial. Disfrutá de cada paso, tomá control de la interminable pila de ropa sobre la silla y guardá todo con paciencia y amor. Vas a notar la diferencia, enseguida, la casa empieza a sentirse diferente. Orden afuera es igual a Orden por dentro.

 

¿Pero necesitamos realmente una técnica específica? Existen muchísimos métodos o rituales para limpiar y mantener el equilibrio energético.

TIPS para limpiar energéticamente tus espacios.

 

La limpieza energética es tan fundamental como la superficial.

La limpieza energética es tan fundamental como la superficial.

1.  Reconocer al espacio como un ser vivo. Aprender a tratar al hogar como a mí me gustaría que me traten – hacemos así del espacio un lugar acogedor y sagrado. La casa es el lugar que nos sostiene, que nos recibe con amor, y da amor a quienes la habitan. Si entablamos una conexión con la casa, nos va a ser más fácil limpiar el espacio. Seguro muchos ya lo hacen de forma inconsciente… tampoco hace falta que lo hagan en voz alta; cada uno como quiera.

 

2. Abrir ventanas y ventilar todo. Es fundamental que el aire circule; hacer que cambie y genere “movimiento” de algún tipo. Lo más sencillo es, además de vez en cuando, mover cosas y muebles pesados y limpiarlos.

 

3. ¡Qué se haga la luz! A veces andamos a las corridas y, por pereza, dejamos las persianas bajas varios días seguidos. El sol tiene fuerza y energía para renovar el espacio, dejemos que entre en la habitación. Si no tenés ventana en todos los ambientes podes jugar con algún espejo que haga rebotar la luz solar. No hay excusas, necesitamos hacer que entre el sol al hogar.

 

4. Bajar la tapa del inodoro, poner cristales en las rejillas. Los baños requieren un tratamiento distinto del resto de la casa. Son lugares donde la energía “se va”. Sin embargo, son los que se pueden reciclar más rápidamente. Una forma muy sencilla es simplemente acostumbrarnos a dejar siempre la tapa del inodoro baja. De paso, solucionamos el eterno dilema femenino-masculino de si bajamos o subimos la tabla. Dejamos siempre todo tapado, ¡y listo! Además, está bueno poner algunos cristales (los que vos elijas) sobre las rejillas.

 

 

La lista de tips es interminable.

 

De a poco vas a ir aprendiendo y dándote cuenta qué te trae mejores resultados. Tomar conciencia de que tu casa es tu refugio, el techo que te cobija cada día e intentá agradecerle por los servicios brindados. Ordenar la casa es ordenarnos a nosotros, es ordenar el mundo. Encontrar tiempo para entrar en contacto con eso es una bendición, no te pierdas esta oportunidad.

 

Limpia, limpia. Esto me lo enseñó una amiga hace un tiempo. Mientras hace todo esto ella siente y está convencida de que está limpiando su casa. En los trabajos espirituales se llama “poner intención” o “dar intención”. Poné alguna música linda (pueden ser mantras o lo que te haga feliz) y enfocá toda tu intención en ordenar tu espacio. Prendé palo santo y disfrutá de la limpieza, nadie mejor que vos para saber qué le hace bien a tu casa. Y si te animás, preguntáselo ;)

 

Para limpiezas más profundas, espacios muy densos o cualquier otra consulta no dudes en contactarte con las chicas de CASAVIOLETA. Tienen cursos para iniciarte en el tema y algunos más avanzados. Además, podes conseguir alquímicos, aceites y todo lo que necesitas para dejar tu espacio en perfecta armonía.

¿Cómo les fue?
¿Qué otros tips recomiendan?

Para contactar a Anahí y a su equipo buscá la Fanpage en Facebook o escribí directamente a: [email protected].

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas