Noticias

Cómo funciona la aleatoriedad de las tragamonedas

Las tragamonedas han sido objeto de un sinfín de especulaciones y teorías. Existen numerosos mitos a su alrededor, algunos de ellos originados en la era de las primeras máquinas tragaperras. Mucha gente todavía los cree.

 

maquina tragamonedas

 

¿Qué hay de verdad en todo ello? ¿Es mejor jugar después de alguien que haya perdido dinero? ¿Es mejor jugar cuando la tragamonedas está “cargada de dinero”? ¿Es mejor seguir jugando cuando la máquina está “generosa”? ¿O los resultados son aleatorios y todos los datos anteriores son irrelevantes?

Lee este artículo y descubre cómo funcionan realmente las tragamonedas.

Generadores de números aleatorios

 

Si estás familiarizado con las tragamonedas o con otras aplicaciones que usan la misma tecnología, es probable que ya sepas lo que son los generadores de números aleatorios (o RGN, por sus siglas en inglés). Su tarea es muy simple y muy complicada al mismo tiempo: generar números aleatorios.

Aunque puede parecer sencillo, no es tan fácil asegurarse de que los resultados sean absolutamente aleatorios, que no sigan ningún patrón y que no puedan predecirse de ningún modo. Las tragamonedas suelen usar RGN basados en ruido electromagnético.

Casino Guru lo explica muy bien en su artículo sobre el funcionamiento de las tragamonedas. En él, se compara el ruido electromagnético con un televisor viejo sin señal, con puntos en blanco y negro que van cambiando y nunca permanecen estables. Si tomaras un trozo de dicha pantalla imaginaria y convirtieras los puntos negros en unos y los puntos blancos en ceros, tendrías un número binario completamente aleatorio. Así es, más o menos, cómo funcionan los RGN.

La tragamonedas toma el número aleatorio generado y lo convierte en el resultado de un spin. Lo hace gracias a las matemáticas internas del juego, que determinan el resultado de cada spin en función del número aleatorio suministrado por el RGN.

Esto significa que el RGN es lo único que determina el resultado de un spin de una tragamonedas. El número aleatorio se genera al pulsar el botón que acciona los carretes de la tragamonedas. Si lo pulsaras una fracción de segundo antes o después, el resultado sería completamente diferente, ya que el RGN habría suministrado un número diferente.

Ojo con los generadores de números pseudoaleatorios

 

Es importante conocer las diferencias entre los “verdaderos” RNG y los generadores de números pseudoaleatorios (o PRNG, por sus siglas en inglés), cuyo funcionamiento varía respecto al modo descrito anteriormente.

Desde fuera, los resultados pueden parecer iguales, pero si echamos un vistazo al mecanismo interno, se aprecian grandes e importantes diferencias. Cuando un programador emplea una función para generar un número aleatorio, el resultado suele proceder de un PRNG, lo que significa que el resultado no puede considerarse realmente aleatorio.

Existen bastantes diferencias entre un RNG y un PRNG, pero lo importante desde la perspectiva del juego es el hecho de que las tragamonedas que usan un RNG no pueden explotarse, cosa que sí puede hacerse con las que usan PRNG. Los diseñadores de tragamonedas que usaron PRNG en el pasado aprendieron la lección a las malas.

Los PRNG generan una secuencia de números que parecen aleatorios, pero no lo son. No es fácil de hacer, pero puede aplicarse ingeniería inversa sobre la secuencia, lo cual permite a los hackers con grandes conocimientos “derrotar” a la tragamonedas y ganar mucho dinero. Eso es exactamente lo que hizo un ruso y el motivo principal por el que ya no se usan PRNG en las tragamonedas de hoy en día.

Mitos sobre las tragamonedas

 

Retomemos ahora, una por una, las preguntas formuladas al principio del artículo.

  • ¿Es mejor jugar después de alguien que haya perdido dinero? No. Los resultados anteriores no influyen de ninguna forma sobre el resultado del siguiente spin.
  • ¿Es mejor jugar cuando la tragaperras está “cargada de dinero”? No. La cantidad de dinero presente en la máquina tragaperras no afecta al resultado. Este mito tenía más sentido antes, cuando las máquinas eran autónomas y pagaban los premios directamente, pero ahora el dinero se paga de forma independiente a la máquina. Aun así, antes también era un mito infundado.
  • ¿Es mejor seguir jugando cuando la máquina está “generosa”? A pesar de que a veces los buenos y malos resultados suelen llegar en forma de rachas, estos son aleatorios y no tiene sentido seguir jugando solo porque se haya ganado algún premio.

En resumen, las tragamonedas se comportan de forma aleatoria. Nada de lo descrito anteriormente influye sobre el resultado de cada ronda de juego. Lo único que puedes hacer es jugar y esperar que los números aleatorios estén de tu lado.

 

El casino siempre gana a largo plazo

Al jugar a juegos de casino es importante saber que el casino siempre parte con ventaja. Los juegos están configurados de tal modo que el casino siempre salga ganando a largo plazo. Al fin y al cabo, se trata de un negocio que necesita ser rentable.

Dicho esto, hay que tener en cuenta que no todos los juegos son iguales. La ruleta europea, por ejemplo, ofrece un porcentaje de pago fijo de un 97,3%. Esto significa que los jugadores pierden, de media, 2,7 $ por cada 100 $ jugados.

Las tragamonedas se comportan de forma diferente. Su porcentaje de pago suele oscilar entre el 94% y el 98%, con una media que se sitúa alrededor del 96%. Estas cifras son válidas para las tragamonedas disponibles en la mayoría de casinos online. Las máquinas tragaperras que se encuentran en los casinos físicos suelen ofrecer porcentajes de pago bastante inferiores en algunos países, en función de la normativa local y de otros factores.

Cada vez que pruebes fortuna en un juego de azar, procura buscar aquel que ofrezca el porcentaje de pago más alto posible. Aunque a la larga perderás dinero igual, siempre va bien minimizar el margen del casino y perder lo mínimo posible. Obviamente puedes ganar dinero a corto plazo, pero el casino acabará recuperándolo por otra parte atendiendo a las desviaciones estadísticas del porcentaje de pago.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas