Entretenimiento

Cómo “Apocalypse Now” inspiró a surfistas filipinos

Mientras Francis Ford Coppola y su equipo filmaban una escena de “Apocalypse Now” (1979) en una remota playa de Filipinas, pocos podían imaginar que estaban haciendo nacer la cultura surfista de la nación asiática.

buendiario-filipinas2
“Charlie no surfea”, dice en una escena el coronel Kilgore. Esa se convirtió en una de las frases más recordadas de la mítica película sobre la guerra de Vietnam.

Charlie era el nombre que los soldados estadounidenses utilizaban para referirse despectivamente a sus enemigos, los soldados del Viet Cong, y el coronel de la película -que está loco por el surf- quiere convencer a sus tropas de que se monten en las olas, pese a que las bombas están cayendo a su alrededor. “Apocalypse Now” recrea la locura y el caos de la guerra y es considerada una de las mejores películas bélicas de la historia.
Pero la cinta dejó un legado que Coppola poco podía prever. La película fue rodada en el pequeño pueblo pesquero filipino de Baler y no en Vietnam.
Mientras se llevaba a cabo el rodaje, residentes locales como Edwin Nomoro observaban lo que estaba pasando.

Nomoro tenía 10 años en esa época y bajaba cada día a la playa para verla transformada en un campo de batalla junto a un pueblo vietnamita falso, mientras helicópteros sobrevolaban la zona. Pero lo que más le gustaba era ver a los actores surfeando.

“Cuando la película terminó, dejaron algunas tablas de surf y un amigo mío y yo las cogimos y aprendimos a hacer surf”, explica.
“Desde entonces no hemos dejado de surfear”. Al principio les resultó difícil porque no había nadie que les enseñara. Una vez aprendieron, empezaron a enseñar a otros y la noticia corrió y los turista empezaron a llegar al pueblo a montar las olas en el Punto de Charlie, nombre con el que fue bautizado el lugar. Nomoro consiguió convertir su pasión en su modo de vida y, 30 años después, sigue trabajando en la industria que ayudó a crear.
“Alquilo varias habitaciones. También alquilo tablas. Ha mejorado mucho mi vida. Me ayuda a alimentar a mi familia”, explica.
Baler ha cambiado mucho desde los días en que se rodó “Apocalypse Now”. Al menos 50.000 personas visitaron la localidad en 2012, según las autoridades. La mayoría son filipinos -residentes de Manila que quieres surfear durante un fin de semana- pero cada vez hay más extranjeros.

Donny Cope llegó a este lugar en 1997 con una tabla, una mochila y ganas de aventura. Nunca se marchó de esta playa y abrió un pequeño hostal. “El año pasado vino gente de República Checa, Suiza y Francia”, explica. El éxito de Baler como destino para surfistas ha hecho que se hagan famosos otros puntos de Filipinas, como Surigao, La Union o Pagudpud. Mac Ritual, un guía local, lleva a los turistas a ver los lugares en los que se filmó “Apocalypse Now”.

Pero poco queda de la película. Con el tiempo, el pueblo vietnamita falso ha desaparecido y los árboles que se quemaron para simular un ataque con napalm han vuelto a crecer. Pero no hay manera de que la playa de Baler vuelva a ser lo que era antes de la película. Por todas partes hay gente surfeando, desde principiantes a auténticos profesionales. Quizás lo que mejor representa el cambio de esta localidad es una pequeña tienda frente al mar. ¿Su nombre? ‘Charlie lo hace’.

Visto en: BBC Mundo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas