Animales

Colombia intima a circos a dejar de usar animales

La Ley 1638 dio un plazo de dos años para que los circos sacaran de sus espectáculos a los animales exóticos. El 27 de junio se cumple ese plazo, y la ley perseguirá a quien la viole.

 

Buendiario-colombia-ley-animales-circo

 

A partir del 27 de junio, los circos colombianos no podrán exhibir ni utilizar monos, elefantes, jirafas, cebras, tigres, cocodrilos o algunas aves, entre otros animales, en ninguno de sus espectáculos, dada la entrada en vigencia de la Ley 1638, que regula el uso de animales silvestres nativos o exóticos en este tipo de actos. La norma expedida en el 2013 contempló un periodo de dos años para que los empresarios de circos adecuaran sus espectáculos excluyendo el uso de especies silvestres o exóticas. Durante ese tiempo, los representantes de los circos debieron entregar los animales a las autoridades ambientales, para evitar ser sancionados.

Para operar, algunos de los requisitos que deben presentar los circos ante la Secretaría de Gobierno, son la viabilidad de Planeación (por el uso del suelo), Salud (por las normas de salubridad y zoonosis), ICA, Tránsito, Dagma, Policía, organismos de Socorro y Bomberos. Además del contrato de arrendamiento del predio. Los defensores de los animales y representantes de organizaciones protectoras de sus derechos coincidieron en que la entrada en vigencia de esta ley es un importante avance.

Liliana Ossa, representante legal de la fundación Paz Animal, pide que se reglmente un paso más: que se apliquen los mismos valores “a los caballos, que son considerados como animales domésticos sabiendo que son propios de la fauna silvestre”. Ossa agregó que “los animales no tienen que estar en los circos sino en su entorno natural; para estos shows están los humanos acróbatas y gimnastas”.

“Vemos con buenos ojos que un circo como el de los hermanos Gasca haya entregado hace un año a dos elefantes a la Hacienda Nápoles, en Antioquia, donde a futuro el lugar será un santuario”, contó Ricardo Caicedo, de la fundación Defensa Animal. “A inicios de junio se ofició a los 42 alcaldes del departamento para que no permitan el ingreso de circos con animales silvestres y que si algún espectáculo tiene estos ejemplares nos lo hagan saber para incautarlos y sancionar a los representantes del establecimiento”, manifestó Pedro Nel Montoya, biólogo del gobierno colombiano.

Voceros de la Secretaría de Gobierno explicaron que los circos, antes de instalarse en la ciudad, deben tramitar los permisos de operación y cumplir con exigencias, como la visita de una brigada del Centro de Zoonosis. Así se verificará que la ley se cumpla y que no haya animales explotados por divertimento humano.

Visto en El País (Colombia)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas