Mundo

Colombia abrirá 80 centros educativos en zonas pobres

El departamento de Antioquia abrió el primero de 80 complejos en áreas aisladas y castigadas por la violencia. Una gran ayuda para los que más lo necesitan.

 

buendiario-Colombia-abrira-80-centros-educativos-zonas-pobres

 

Un acontecimiento, un antes y un después en Vigía es la puesta en marcha de este complejo educativo de vocación integral, abierto a toda edad, clase, etnia y condición, que forma parte de un ambicioso programa de otros 80 para el que se han invertido unos 150 millones de dólares y poco a poco empezarán a abrirse, cual goteo departamental: Titiribi, Tarso, Támesis… “Yo estoy aquí”, dirá Sergio Fajardo el día de la inauguración del Saberes Ancestrales, en mayo (se descolgó por allá hasta el mismísimo presidente Santos para sorpresa local). “Yo estoy aquí no para traer nada, sino porque Vigía se ganó el parque”. Fajardo, el que fuera alcalde de Medellín entre 2004 y 2007, contó con vehemencia cómo se abrirán otros enseguida en Sabanalarga, Puerto Nare, Chigorodó…

Noticia relacionada: Miami integra a niños indocumentados a escuelas públicas

“Creamos oportunidades para pasar la página de la violencia y escribir la página de la inteligencia”, repetirá luego el Gobernador. Y más: “Cada municipio tiene una identidad, una cultura, una historia y por eso cada parque tiene diseño personalizado”. Para hacerlo convocaron a arquitectos a concurso público. A los ganadores se les paga la creación, pero no edifican. “140 proyectos se presentaron para los primeros 40 parques. El de Vigía, en concreto, se diseñó con un equipo interno de la Gobernación”. Fueron Diana Herrera, Farhid Maya Ramírez, Lucas Serna y Mauricio Valencia, que en junio han ganado premio al mejor proyecto en la XXIV Bienal Colombiana de Arquitectura.

El Saberes Ancestrales cuenta con espacio para maestros, proyectos para mujeres y niños, acceso digital, educación superior y técnica… en español, inglés y emberá, donde convivirán indígenas, mestizos y negros. Lo más moderno en tecnologías con la recuperación de la cultura ancestral.

Noticia relacionada: Ofrece su casa para dar clases tras derrumbe de escuela

Y aquí, en Vigía, se ve ya. Abrir este parque educativo es ruptura. Es llevar un proyecto inmenso a una esquina que nunca lo hubiera soñado; es haber conseguido movilizar fondos privados para tal cosa; es aquello que desean los 125 alcaldes del departamento… Esto y más nos van diciendo en el paseo por la localidad, un trayecto necesariamente corto por ser breve el lugar. Un total de 8.214 habitantes (palabra de regidora, 7.240 millones de pesos de presupuesto municipal) viven acá, la mitad menor de 18 años, asentados en casas de madera a orillas del río Atrato, que cual mar inmenso atraviesa Colombia y discurre entre Antioquia y el Chocó. La población es afroamericana en un 94,5 %, descendientes de esclavos; un 0,5 %, mestizos y un 4,5 %, indígenas emberá.

El Saberes Ancestrales es una infraestructura inmensa, diáfana, toda de buena madera y metal, bien integrada en el lugar, que servirá a este y a otras dos poblaciones cercanas. Un edificio bien hermoso, inmenso, abierto. Un proyecto público de altura ejecutado por la gracia de la financiación (3.500 millones de pesos) de una fundación veterana llamada Fraternidad y que pretende paliar la realidad educativa aquí nada halagüeña.

Visto en El País

Agradecemos a Valentina Sarsur por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas