Acción / Reacción

Científica argentina gana beca de la Unesco

La viróloga argentina Florencia Linero recibirá en la Universidad de La Sorbona, en París, la beca internacional “Lóreal-Unesco La mujer en la ciencia”, para desarrollar una novedosa tecnología médica con nano-anticuerpos, con el objetivo de mejorar la cura de la Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA).

 

La científica argentina, feliz con su logro

La científica argentina, feliz con su logro

Linero, investigadora postdoctoral en Virología y doctora en Bioquímica, recibirá el próximo 28 la beca en la Universidad de la Sorbona, y se instalará por un año en Bélgica para trabajar en el Departamento de Investigación de Medicina Molecular de la Universidad de Gante, institución patrocinadora del premio.

“La investigación consiste en obtener y caracterizar estos `nanobodies´ contra el `virus Junín´ y estudiar si reconocen al virus y lo neutralizan”, contó Linero a Télam, en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires.

Luego del año en Bélgica, con la transferencia tecnológica a la Argentina, Linero volverá a Junín para “probar los modelos `in vivo´ -en ratones- y saber si funcionan”.

El agente fue nombrado “virus Junín” porque fue en el hospital y organismo de referencia de esa localidad bonaerense donde apareció, en 1950, un reporte alertando a la población de una enfermedad con sintomatología clara pero de origen desconocido.

Luego hubo un brote mayor en 1958, y empezaron a buscar el agente de la infección viral conocida como “Mal de los rastrojos”, que afectaba mayormente a trabajadores rurales en un área endémica de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa.

En la actualidad, la población de riesgo en esas zonas es estimada en 5 millones de habitantes.

El reservorio natural del virus es un roedor de campo denominado Calomys musculinus, conocido como laucha maicera, que elimina el agente a través de la sangre, orina y saliva, contaminando el medioambiente, a partir del cual el hombre se puede contagiar por inhalación o a través de mucosas o heridas de la piel.

El objetivo de Linero es mejorar la terapia para la cura y prevención de la FHA, y la beca para mujeres investigadoras de L`Oreal-UNESCO le permitirá realizar el proyecto en la Universidad de Gante bajo la dirección del doctor Xavier Saelens.

La estructura de los nano-anticuerpos fue descubierta en camélidos, específicamente en llamas, que tiene anticuerpos mucho más chicos que los conocidos y por lo tanto, más específicos para acceder a lugares del cuerpo a los que no acceden los comunes.

“Estos anticuerpos son muy estables a la degradación por PH ácido y al calor, lo cual es una ventaja para una terapia oral; también se pueden inyectar”, contó Linero.

Otra ventaja es que “en el 10% de los pacientes tratados, se genera un síndrome neurológico tardío grave: lo que se propone es que los anticuerpos comunes no pasan la barrera hematoencefálica para llegar al virus que podría estar alojado ahí”.

La secuencia de los `nanobodies´ clonados queda en una biblioteca, luego se expresan como anticuerpos y se le dan a la persona, dijo Linero, quien nació en Mendoza, estudió en San Luis e integra actualmente el Laboratorio de Virología del Departamento de Química Biológica, donde hizo su tesis dirigida por Luis Scolaro.

“Los tratamientos actuales, si bien contribuyeron efectivamente a la disminución de la tasa de mortalidad, ponen de manifiesto la necesidad de obtener opciones más seguras y efectivas”, afirmó la investigadora en referencia a la terapia de dar al paciente suero de convaleciente, que tiene anticuerpos en sangre.

Debido a que la enfermedad “comenzó a tener menor incidencia por vacunación -que sólo se le da en calendario obligatorio a la gente expuesta al área endémica y ayuda un montón porque es buenísima- hubo un problema de detección en el sistema de salud, porque ya no se estaba tan atento a la vigilancia de la fiebre hemorrágica”.

“El tratamiento es efectivo en la primer semana, y lo que venía pasando es que en el momento de hacer el diagnóstico los médicos no sospechan de fiebre hemorrágica sino de un resfrío, por lo que recomendaban reposo justo en esa semana en que el tratamiento es efectivo”, advirtió Linero.

Una vez que el cuadro se agrava, “ya es muy grave”, así como la tasa de mortalidad, ya que, de no tratarse, “el virus causa la muerte en uno de tres casos”.

“Este fenómeno ocurrió hace más de tres años”, contó la investigadora, hasta que en 2009, “el número de reportes subió, lo que significa que funcionaron las medidas que tomó el sistema sanitario, y bajó mucho el número de muertes y de casos”.

En estos días, el sistema de vigilancia “estaba llamando a gente que había tenido FHA a volver a donar suero, porque estaba bajando la cantidad en el banco: la idea ahora es reemplazar el uso del suero por estos `nanobodies´, que debería, en teoría, funcionar igual”, apostó Linero.-

Visto en: TELAM

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas