Entretenimiento

Christopher Walken sorprende con un rol muy inusual

Es casi imposible olvidar la perturbada cara de Christopher Walken, ese versátil genio de la actuación que siempre va de un personaje disparatadamente chiflado a otro, aún más loco. Pero ahora, madurito, nos sorprende con este sastre serenamente perverso que compuso para una marca de ropa danesa. ¡Imperdible!

 

 

Tal vez lo recuerden por clásicos como El Francotirador, o por cualquiera de sus locas participaciones en comedias y dramas de los útimos cuarenta años. Es Christopher Walken, ese flaco alto de cara huesuda, que puede atemorizarnos, hacernos reír a carcajadas o sorprendernos con sus elegantes pasos de baile (como en ese famoso videoclip que hizo para Fatboy Slim). Y hoy, todo un señor, nos deslumbra con su última creación: un sastre oscuro y estilizado, casi al borde de poseer poderes mágicos. Y todo gracias a una agencia publicitaria de Copenhague, al director Martin Werner y a la marca de ropa Jack & Jones.

Noticia relacionada: Galería de rusos idénticos a estrellas de Hollywood

 

 

Noticia relacionada: Magnate proyecta construir un Hollywood en China

 

 

“Hecho de cool”, es el slogan de la marca. En la serie, Walken hace de un experto en telas que se dedica a su tarea solitariamente, de una manera extraña y un tanto sobrenatural, en medio de llamativos sets que recuerdan la imagen neofuturista que Anton Furst ideó para Ciudad Gótica.

 

 

Noticia relacionada: Gracioso comercial de un gato que quiere ser perro

Basta mirar la cara de horror que tiene la oveja a los 8 segundos del primer spot; es una mueca que parece decir “¡Por Dios, miren lo que me hace Christopher Walken!” Y eso que el actor, famoso por su voz, no dice ni una palabra. Tal vez se cosió su propia boca; no sería raro que el ganador del Oscar llegara a esos extremos. ¿Qué dicen de su mirada? ¿No es abismal? Claro, un actor así es lo que hace que un comercial simpático se convierta en una sutil pieza de cine en miniatura.

¡Miren qué cara! Hermoso…

 

 

Visto en Adweek

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas