Pura vida

China y EE.UU. unidos contra el cambio climático

China y Estados Unidos, los mayores contaminantes del mundo, impulsaron hoy en Pekín una ronda de conversaciones para tomar medidas contra el cambio climático, en un momento en el que las “acciones conjuntas son más necesarias que nunca”.

 

 

 

Así lo aseguró el enviado especial de EEUU para el cambio climático, Todd Stern, quien dio este viernes una conferencia de prensa en la capital de la potencia asiática junto a Xie Zhenhua, vicepresidente de la Comisión Nacional china para la Reforma y el Desarrollo.

Los dos son los líderes de un equipo de trabajo que busca acercar posturas entre EEUU y China en materia medioambiental, después de años de enfrentamientos y de la negativa de ambos a comprometerse oficialmente con la reducción de las emisiones de dióxido de carbono según los estándares internacionales.

La visita del funcionario estadounidense a Pekín se produce en un momento de especial relevancia, cuando falta apenas una semana para que se reúnan en California los mandatarios de las dos potencias mundiales, Xi Jinping y Barack Obama, una cita en la que ya se ha confirmado que el calentamiento global será uno de los temas de debate.

“Hay señales prometedoras para extender la cooperación beneficiosa no sólo para ambos países, sino para el mundo”, destacó el enviado especial estadounidensey agregó: “Se ha hecho un progreso significativo (en EEUU), pero absolutamente necesitamos hacer más. Y lo haremos”.

Xie se mostró de acuerdo con la apremiante necesidad de tomar medidas, y manifestó su deseo de que la lucha contra el deterioro medioambiental se convierta en “uno de los puntos fuertes de las relaciones bilaterales”.

China, que ha descuidado durante décadas el medio ambiente en aras de un rápido desarrollo, se halla en un momento delicado, con buena parte de sus principales ciudades bajo elevados niveles de contaminación.
Los altos índices de polución llevaron al Gobierno a tomar medidas de emergencia el pasado enero cuando se alcanzaron máximos históricos de partículas aéreas en ciudades como Pekín o Shanghái, entre ellas la reducción de emisiones fabriles y el control de la circulación de vehículos oficiales.

Se prevé que el objetivo final de las conversaciones entre las dos principales economías mundiales sea la adopción de medidas conjuntas, lo que se consideraría un hito tras la habitual disensión en esta materia y el estrepitoso fracaso que este desacuerdo ha provocado en las cumbres mundiales sobre cambio climático.

Visto en Yahoo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas