¡WOW!

China copia monumentos y pueblos europeos enteros

El rumor corrió velozmente en el mundo Occidental, bajo la forma de una extraña noticia: China se ha lanzado al plagio cultural a gran escala. Monumentos y pueblos emblemáticos europeos hallan su copia exacta – e inmensa- en algún lugar perdido del gigante asiático.

 

 

Todo empezó cuando se reveló que en Chongqing, una ciudad al oeste de China, se estaba construyendo una copia exacta del espectacular shopping que Zaha Hadid – probablemente la arquitecta más famosa del mundo – diseñó en Beijing, el cual aún no estaba terminado. Es decir: plagio inmediato, antes de que el original esté concluido. Nunca se descubrió a los arquitectos que copiaron el diseño, y los impulsores de la copia negaron toda culpabilidad, pero el episodio dio lugar al debate y al estudio sobre la cultura de la copia que tanto prevalece en China hoy en día. ¿Qué rol juega la propiedad intelectual en China?, era la pregunta subyacente en un país donde negocios enteros de Apple son copiados sin derechos.

Así salieron a la luz parques temáticos, hoteles y barrios que han sido construidos en la última década de prosperidad en China, tomando como modelo tradicionales y hasta legendarios sitios Occidentales: una réplica de 108 metros de altura de la Torre Eiffel en Tiandechung, una comunidad de casas de lujo en las afueras de Shanghai; un barrio de castillos típicamente inglesas, estilo Tudor, también en Shanghai; o el caso más famoso de todos, un clon exacto y total de Hallstatt, un pueblo austríaco salido de un cuento de hadas, en las afueras de Guangzhou (hasta construyeron un lago artificial, idéntico al que tiene el pueblo original).

Los artistas británicos Sebastian Acker y Phil Thompson se han lanzado a recopilar todos estos pueblos chinos, y a compararlos además con los originales que tomaron como modelo. Su ambicioso proyecto, financiado a través de Indiegogo, ha dado mucha difusión al reciente fenómeno de “copycat” chino. “Fuimos intencionalmente primero a las copias, y de alguna manera esos fueron para nosotros los originales”, comentó Acker. Lo más llamativo que cuenta el fotógrafo, sin embargo, es que no encontraron habitantes en estos pueblos, sino más que nada personal de mantenimiento, agentes inmobiliarios o turistas de otras partes de China, sacando fotos. “Algo que experimentamos mucho en China últimamente es ver grandes desarrollo inmobiliarios apoyados por el Gobierno Chino, los cuales tienen una escala inmensa, aún si la demanda no es tan grande”, completó el artista inglés.

Quienes sí pueden acceder a estas rarezas son los chinos de clase alta, que “buscan en Occidente modelos para exhibir sus fotunas recién adquiridas”, según Bianca Bosker, escritora que inventó el término “duplitectura”, definiendo así el arte de la copia a nivel maciso. La autora cree que se trata de un proceso de turismo interno para entretener a los miles de millones de habitantes del país, que tal vez no pueden pagar viajes al exterior y no tienen que ir tan lejos para conocer al mundo. Es un fenómeno que hasta a Mao le hubiera interesado.

Ai Weiwei, uno de los artistas chinos más famosos a nivel mundial – y peleado a muerte con el actual gobierno de su país -, sabe elegir las palabras a la hora de hablar de este fenómeno: “Ahora la arquitectura habla el idioma de las computadoras, que tienen tres botones: copiar, pegar, borrar”.

Visto en Fast Co. Design

3 comentarios en “China copia monumentos y pueblos europeos enteros”

  1. HÉCTOR Son mucha medicina en cualquier materia dice:

    felicitacion a Ai Weiwei y sebastian Acker y Phil Thompson de todo corazon

  2. Arturo dice:

    Estan locos los chinossssss, ja!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas