Mundo

Chile se une en repudio a Pinochet a 40 años del golpe

Tanto políticos oficialistas, como el presidente Sebastián Piñera, y opositores, como la ex presidenta y candidata Michelle Bachelet, expresaron su rechazo a la dictadura encabezada por Pinochet décadas antes. En un día para honrar la memoria, fueron muchas más las voces contra la represión que aquellas que defendieron al gobierno militar de facto.

 

buendiario Michelle Bachelet Sebastián Piñera golpe de estado pinochet 1973 union paz discursos 2

Piñera, durante su discurso en La Moneda

 

El lugar elegido para el discurso del Presidente de la República chileno, Sebastián Piñera, fue el palacio de La Moneda, donde encabezó el acto de conmemoración de los 40 años del Golpe de Estado de 1973. El actual mandatario, cuya política no es exactamente humanista, sorprendió con un discurso que contaba con algunos momentos de compromiso social. Habló de “asumir las heridas” e incitó a recordar para “aprender de esos errores del pasado de manera de nunca repetirlos”. El actual presidente fue llamativamente enfático cuando dijo que “no podemos resucitar a los muertos ni recuperar a los desaparecidos. Pero sí tenemos que hacer todo lo que esté en nuestro alcance para avanzar en materia de verdad y reconciliación”.

“El 11 de septiembre de 1973 un violento golpe de Estado puso término a la unidad popular y puso inicio a 17 años de régimen militar”, dictaminó Piñera, concluyendo: “Muchos de nosotros pudimos hacer mucho más en la defensa de los derechos humanos, nos alcanza una cuota de responsabilidad. Estoy seguro que si volvieramos atrás, la inmensa mayoría de los actores se comportaria mucho mejor que antes, durante y después del 11 de septiembre de 1973”, agregó, en un histórico mea culpa.

Noticias relacionadas: 

Identifican a más de 50 cuerpos de la última dictadura argentina

España crea comisión contra la impunidad del franquismo

Guatemala: Primer dictador americano condenado por genocidio

“Fenómenos como la tortura, o la desaparición forzada, nunca deben ser justificados sin caer en un grave vacío moral”, señaló luego, haciendo un llamamiento a la paz y a la justicia, incitando al pueblo chileno a construir una conciencia “de unidad, de nación y de futuro”.

Políticos de otros bloques, como el abanderado del Partido Ecologista, Alfredo Sfeir, y el del PRI, Ricardo Israel, fueron de la partida en el acto. “Todo acto que ayude a la reconcialiación debe ser bienvenido”, expresó el segundo al ser consultado por su presencia.

 

buendiario Michelle Bachelet Sebastián Piñera golpe de estado pinochet 1973 union paz discursos 3

Bachelet ante una multitud en el Museo de la Memoria

 

Otros dirigentes de importancia se reunieron en la explanada del Museo de la Memoria, donde la ex Presidenta y actual postulante, Michelle Bachelet, encabezó otro acto de memoria y unidad. Allí estuvo Ricardo Lagos, ex presidente, quien declaró que hoy “el país está más maduro para atreverse a mirar el drama de lo que ocurrió; lo que hemos visto estos días es un conjunto de imágenes, hechos, que no se habían visto, y es muy importante que se haga una reflexión”.

La ex jefa de Estado pronunció un discurso en el cual contrastó los cambios entre la época del golpe y la actualidad: “Aquí estamos situados en el presente, pero abrigados por la memoria”, anticipó, antes de concluir que “este ejercicio de verdad y de reconocimiento no es autocomplaciente ni victimizante, es para conocer la verdad”.

Curiosamente, coincidió con su rival Piñera en que “las dos condiciones básicas de la reconciliación de un pueblo son la verdad y la justicia”. Asimismo, Bachelet remarcó que las violaciones a los derechos humanos “no son justificables”. Aceptó que hubiera quien piensa diferente sobre el pasado, pero que la fractura profunda en el pueblo chileno existe y que “tenemos que reflexionar como sociedad”.

Ya mirando hacia el porvenir, Bachelet expresó: “Hoy podemos construir todos juntos las condiciones políticas que aseguran que en Chile nunca más volveremos a olvidarnos de la premisa básica de cuidarnos unos a otros. Hoy las nuevas generaciones esperan de nosotros mucho más que gestos, las nuevas generaciones esperan hechos”.

Así, por primera vez en mucho tiempo, políticos oficialistas y opositores de diferentes ámbitos se unieron en un mismo discurso, cuya fuerza fue más potente que el de las voces que niegan el genocidio del pueblo chileno.

Visto en La Tercera

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas