Acción / Reacción

Chairless chair, silla para sentarse en cualquier parte

Se trata de un nuevo exosqueleto que nos permite sentarnos aún cuando no hay nada sobre lo cual hacerlo. Ideal para trabajadores que pasan largas jornadas de pie… y para vagos.

 

Buendiario-chairless-chair-silla-aire-2

 

La tecnología industrial tiene un nuevo accesorio que seguro encontrará su mercado rápidamente. Se trata de Chairless Chair, una silla que el usuario lleva puesta unida a su cuerpo, como si fuera un exoesqueleto. El producto es una creación del consorcio Noonee, el cual presentó el prototipo bajo el rótulo de “silla invisible”, ya que la idea es que las personas porten el equipo adherido a su cuerpo, llevando la silla consigo adonde van.

Noticia relacionada: Nueva rueda a motor que convierte a cualquier bicicleta común en una eléctrica a elección

De acuerdo con Keith Gunura, fundador de la compañía, la idea surgió luego de varios años de investigación. “Cuando era joven trabajé en una empresa de paquetería, en la cual apenas daban descansos, y en esos ratos no teníamos sillas para sentamos”, recuerda el creador de tan original accesorio. Luego de varios estudios ergonómicos y robóticos, Noonee desarrolló un dispositivo que nunca toca el suelo y que se acopla al cuerpo mediante un cinturón. “Los talones de nuestros pies son otro punto fundamental del diseño, ya que permiten que los músculos descansen. El exoesqueleto nos proporciona una postura óptima”, explicó Gunura.

La silla también incorpora una batería recargable de seis voltios que ofrece una autonomía de 24 horas. Esta batería activa un sistema para que la persona elija una de las dos posturas, sentado o casi erguido, sin sentir cansancio. Cuando no se usa como silla, se puede caminar o correr normalmente, sin impedir las acciones habituales motrices.

Noticia relacionada: Diseñan casco invisible para bicicletas

La Chairless Chair todavía está en fase de prueba, pero sus usos pueden beneficiar a muchas empresas industriales que requieren trabajo físico de pie, ya que no invertirán en mobiliario y pueden utilizar de mejor manera el espacio que este ocuparía. Se cuida además la salud de los trabajadores, protegiendo sus músculos y articulaciones, y Gunura incluso piensa en viajes y otras ocupaciones. “Imaginen que tienen una de estas cuando viajan en un tren lleno, haría que el viaje sea mucho más cómodo. Pero también la pensamos para gente que atiende detrás de un mostrador, granjeros que recolectan frutas y hasta para cirujanos en la sala de operaciones”.

Aquí hay un video (en inglés) que explica mejor el producto:

 

 

Visto en Forbes

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas