Entretenimiento

Casita de 2,5 por 7 mts es hermosa y no paga impuestos

Cansado de pagar altos alquileres y densas facturas, Alek Lisefski, un diseñador web de 31 años, construyó con sus propias manos una casita que no sólo es eficiente, amigable con el medioambiente y hermosa sino que es rodante, sin renunciar al diseño ni a cierta elegancia. ¡Pasen y vean!

 

 

¿Quién no soñó alguna vez con tener la casa de sus sueños? ¿Y qué pasaría si esa casa no fuese grande ni lujosa sino, simplemente, libre? En eso pensó Alek Lisefski, en la libertad y en pensar y actuar por uno mismo. Y lo hizo con inteligencia y con gracia. En vez de gastarse cientos de miles de dólares para comprarse una casa nueva y fija en un lugar, Lisefski construyó su propio hogar, invirtiendo apenas 30.000 dólares. La hizo compacta, hermosa y muy práctica. La casita tiene apenas 7 metros de largo y 2,5 metros de alto, pero no le falta nada de nada.

Noticia relacionada: Construyen increíble cabaña “transparente” en medio del desierto

La residencia diminuta es perfectamente móvil, dado que en realidad es un remolque hecho de madera, y representa una ideología de vida en algún punto heredada de Henry David Thoreau, el norteamericano que en el siglo XIX vivió solo dos años en los bosques, en una cabaña que él mismo construyó. “Quería cambiar el foco en mi vida, por eso construí la casa. Vivir en un espacio tan pequeño me llevó a vivir de un modo más simple, organizado y eficiente”, cuenta el joven diseñador web.

En el hogar que construyó con sus propias manos viven él, su novia Anjali y su perro Anya. El hogar fue construído en Iowa, donde Lisefski vivía antes, pero una vez terminada la construcción se mudó a California, donde la familia vive, variando cada tanto el sector de residencia: playa, arboleda, zona urbana. “No tenemos que preocuparnos por pagar deudas o cuentas, invertimos ese dinero en cosas que nos dan placer y viajes”, cuenta Lisefski.

Noticia relacionada: Construyen casa y shopping con materiales reciclados

Alek también reconoce que ahora se distrae menos trabajando desde casa y que el habitáculo tiene mucha luz natural, lo cual lo hace parecer más grande de lo que es. Todos los espacios son funcionales, y así cocina, baño y armario entran en el hogar, sin que parezca que están apiñados en el espacio. Y, por si faltaba algo, hay una segunda planta… ¡con un loft!

El movimiento de las casas pequeñas y ecológicas crece en California, y es una buena forma de ahorrar y a la vez cumplir los propios sueños, en casas a la medida de lo que uno necesita. Palmas para Alek.

Visto en Viralnova

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas