Mundo

Capacitan en oficios a mujeres argentinas marginadas

Dos iniciativas argentinas con apoyo estatal enseñan oficios no convencionales a sobrevivientes de situaciones de violencia de género o personas vulnerabilizadas socialmente para fomentar su inserción laboral.

 

Buendiario-ellas-hacen-oficios-violencia-1

 

Uno de ellos se llama “Sí, Somos Plomeras” y es parte del proyecto interministerial Ellas Hacen, surgido del Ministerio de Desarrollo Social, en el que mujeres se forman en instalación domiciliaria de agua fría, encontrando así una salida laboral. “Rompimos otro mito al ingresar a la casa de las mujeres y ayudarlas a salir adelante, para que puedan recuperar su autoestima. En un principio esta propuesta de que un organismo técnico como el ENOHSA (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento) trabaje con mujeres me sorprendió, pero con alegría y responsabilidad logramos que se capaciten y encuentren un oficio”, narra Lucio Tamburo, administrador del organismo.

Luego de la capacitación, las mujeres reciben un kit de herramientas para realizar la instalación de agua fría en su casa o en la de un vecino o amigo si ya cuentan con el servicio. “Afuera de mi casa hay otro mundo que yo no conocía porque el papá de mis hijos no me dejaba salir”, confiesa Cecilia, sobreviviente de violencia y flamante plomera, quien junto a sus compañeras de curso, sorprendió a Paulina, la profesora, a quien le hicieron la instalación de agua en su vivienda a medio construir.

Este proyecto estatal que también se realiza en Tucumán y Chaco, abarcando en total 36 distritos. Desde ENHOSA confirmaron que “son más de 41.000 mujeres que ya hicieron o están haciendo la capacitación para instalar agua potable y más de 9.000 para construir cloacas”.

 

Buendiario-ellas-hacen-oficios-violencia-2

 

Otra iniciativa de capacitación de mujeres en oficios no convencionales la ofrece la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) regional Buenos Aires en convenio con el Ministerio de Trabajo. “Las capacitamos en electricidad, herrería, colocación de aires acondicionados y reparación de computadoras”, explicó Natalia Parrondo, coordinadora del Área Social de la universidad. Los cursos comenzaron en agosto, y las que quieran hacerlo sólo tienen que ser mayores de edad, ya que no se les piden requisitos de estudios formales.

La iniciativa pensada entre la casa de estudios y la cartera laboral está planeada “junto a docentes y operadores sociales que acompañan a la participante para que vaya construyendo, a la par de estudiar, un proyecto laboral”, destacó Parrondo. La profesional resaltó que los cursos se idearon “luego de hacer un análisis sobre los oficios que ofrece la universidad, que sean útiles para las mujeres y puedan insertarse en el trabajo, donde también el Ministerio acompañará para que puedan empalmar con otros proyectos estatales”.

Ellas Hacen está destinado a madres con tres o más hijos, en domicilios monoparentales, así como también a mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia de género. Según datos oficiales ya son 100.000 las mujeres que reciben capacitación y terminan sus estudios, organizadas en cooperativas. Y nunca está de más recordar el teléfono nacional, gratuito, anónimo para solicitar asesoramiento ante casos de violencia de género: 144.

Visto en Telam

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas