Mundo

Candidato mexicano invierte solo 500 dólares en campaña

Pedro Kumamoto, un joven candidato a diputado por el Estado de Jalisco, hace del ahorro en la campaña un ejemplo de la política que quiere poner en práctica si lo votan.

 

 

Cuando Pedro Kumamoto decidió ser un candidato independiente, se lo tomó al pie de la letra. El joven de 25 años se presenta a las elecciones para el Congreso del Estado de Jalisco (México) con una cláusula muy especial: no acepta donaciones de más de 500 dólares para la campaña. El joven no se somete a las imposiciones de un partido y está convencido de que no hace falta una gran financiación para llegar al pueblo, sino grandes ideas.

El 7 de junio serán las elecciones en las que por primera vez se presentarán candidatos independientes en México. Antes era indispensable que un partido respaldara a un candidato, asumiera sus compromisos y recibiera recursos de la formación política para su campaña. En un país donde la financiación pública es el pilar que sostiene a las campañas electorales, el caso de Kumamoto es excepcional: el escaso dinero con el que decidió impulsar su campaña proviene de simpatizantes que se sumaron a su causa, a través de una especie de crowdfunding político, que hace bandera de la independencia.

 

Buendiario-pedro-kumamoto-jalisco

 

Kumamoto explica que el límite de 500 dólares para su campaña está pensado para que los ciudadanos participen sin ser aventajados por otros con mayor capacidad económica. “El poder político no debe estar supeditado al poder económico. Cuando corporaciones y empresas financian las campañas, los legisladores terminan siendo portavoces de esas organizaciones”, apunta. Pocos recursos, que se fiscalizan transparentemente, esa es la idea.

El candidato no se siente empequeñecido por las grandes estructuras de los partidos políticos y presume de un equipo de 80 voluntarios que le acompañan por la calles de Zapopan para promover su programa electoral. “A mí no me gusta cómo han hecho la política por mí”, expone el graduado de la universidad ITESO de Guadalajara como gestor cultural. Cansado de cómo se hacían las cosas, decidió tomar las riendas del servicio público.

El político transmite optimismo y propone un programa electoral cercano a los ciudadanos. Sus propuestas para la agenda legislativa del Congreso de Jalisco tienen como base la participación ciudadana. “Cada iniciativa que yo presente en el Congreso debe estar respaldada por 7.200 ciudadanos”, ejemplifica. Otras propuestas están dirigidas hacia la movilidad, la fiscalización de los servidores públicos y los presupuestos participativos.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas