¿Es o No es?

Niegan pasaporte a quien se une a grupos extremistas

El Estado Islámico (más conocido como Isis) controla grandes territorios en Irak y Siria y es foco de conflicto constante con el mundo occidental por sus métodos violentos. ¿Es bueno que el gobierno canadiense censure adhesiones al terrorismo o debería dejar que sus ciudadanos elijan, sin castigarlos por ello?

 

Buendiario-canada-isis-terroristas-pasaportes-2

Farah Mohammed, uno de los canadienses comprometidos.

 

Aparentemente, algunos soldados canadienses que ya estaban presentes en Siria e Irak en servicio han elegido sumarse al Estado Islámico de Irak y el Levante, nombre oficial de la agrupación ISIS. A esos que se sumaron al grupo que el mundo occidental ha tildado de terrorista, Canadá ha revocado sus pasaportes, que ya no tendrán utilidad. Si desean volver a su país, deberán tramitar el documento oficial de otra nación, y ver si les dan acceso. Canadá busca así penalizar la adhesión a la agrupación suní, en conflicto con sectores islámicos chiitas.

El Ministro de Inmigración Chris Alexander reveló que también ha revocado los pasaportes de otros canadienses que aún no han dejado el país pero que expresaron intenciones de viajar a esa volátil región del mundo para sumarse a las fuerzas de ISIS como soldados extranjeros. Oficialmente, se sabe que son unos treinta los canadienses que ya se han sumado al grupo extremista musulmán y que hay otros 130 que lo hicieron extraoficialmente.

Noticia relacionada: Túnez, el país islámico donde reina el consenso

Mohammed Ali, un canadiense de 23 años oriundo de Mississauga, Ontario, es el último caso registrado de un ciudadano que se enlista con el Estado Islámico. El muchacho abandonó Canadá en abril y, ya desde tierras islámicas, hizo bromas sobre haber jugado al fútbol con rehenes. Otros canadienses registrados con ISIS con Hasibullah Yusifzai, de Burnaby, y Farah Shirdon, de Calgary, quien la semana pasada amenazó con participar de ataques a los Estados Unidos vía Twitter. Su cuenta fue suspendida.

 

Buendiario-canada-isis-terroristas-pasaportes-3

Pérdida de identidad nacional y libertad de viaje…

 

Alexander expresó la preocupación de que ciudadanos de su país se sumaran a un movimiento que “viene cometiendo atrocidades masivas en un intento de imponer su versión militante de la ley islámica”. El ministro recalcó que Canadá es una fuerza minoritaria en el ejército musulmán extremista en Siria, pero que la presencia de algunos “es perturbadora para todos los canadienses” y concluyó que “queremos asegurar que el buen nombre de Canadá no sea ensuciado por estas personas”.

El Ministro de Relaciones Internacionales, John Baird, aseguró al Concejo de Seguridad de las Naciones Unidas que ISIS es “un ejército terrorista que mezcla ideología medieval con armas modernas”. Canadá ha elegido hacer uso de regulaciones existentes para permitir que se le quite el pasaporte o se lo niegue a ciudadanos que viajen para cometer crímenes. “Cuando encontramos evidencia, podemos actuar”, expresó Alexander.

Noticia relacionada: Musulmanes alemanes piden por la paz y cuestionan al Estado islámico

El ministro alabó la política canadiense en la integración de extranjeros, lo cual genera “un alto nivel de respeto y lealtad a Canadá, lo cual nos enorgullece”. Pero, a su vez, expresó que Canadá considera que ISIS representa “ideología venenosa que viene desde el Golfo” y que se enfrentan a un gran desafío, ya que si bien la inmigración en Canadá suele adaptarse bien y felizmente al suelo, muchas de las ideas extremistas “son transmitidas por Internet, y no hay mucho que podamos hacer”.

¿Es bueno que el gobierno canadiense censure adhesiones al terrorismo o debería dejar que sus ciudadanos elijan, sin castigarlos por ello?

Visto en National Post

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas