Mundo

California regula uso de armas y mejora la transparencia

El gobernador Jerry Brown firmó un hito legal, convirtiendo a su estado en el primero en Estados Unidos donde se pueden confiscar armas después de una denuncia. Además, pulió la democracia directa, para que los ciudadanos puedan proponer leyes y aprobarlas sin participación de políticos.

 

Buendiario-california-ley-armas-democracia-directa-2

Brown firmando las nuevas leyes.

 

Las armas son un problema en Estados Unidos, y por eso California decidió dar un paso importante. Luego de que un joven en la Universidad de California Santa Barbara disparara de muerte a seis alumnos el pasado Mayo, las autoridades dijeron basta: la nueva ley permite que familiares de poseedores de armas denuncien ante la policía o a la ley para que formulen una orden de expropiación temporaria de armas, para evitar casos de violencia. Esta orden de confiscación puede durar hasta 21 días y se debe citar a un tribunal en un máximo de 14 días, para evaluar al poseedor.

Elliot Rodger, el asesino universitario, había sido denunciado por su propia familia luego de que posteara videos de sí mismo amenazando a sus compañeros. El sheriff del condado visitó al joven pero se encontró con un muchacho amable y cordial y que tenía un permiso legal para poseer armas. Ahora, la sospecha de familiares puede ser tomada en cuenta legalmente para prevenir casos de violencia de forma preventiva. Los policías pueden ahora también revisar las compras legales de armas para garantizar el bienestar público.

“La policía podría haber cuestionado las intenciones de Rodger con sus armas, podría haberlas revisado y solicitado la entrega voluntaria de las mismas”, teoriza la senadora Hannah-Beth Jackson, quien propuso la ley. La posibilidad de confiscar armas no solo evitará asesinatos o accidentes, sino también suicidios. “Cuando se trata de detectar una violencia que se avecina, integrantes de la familia tienen una visión inigualable hacia lo que hace el individuo”, decretó la senadora. “California es hoy un lugar más seguro gracias a esta ley, esperemos que otros estados la imiten”, expresó el padre de una de las víctimas del pasado mayo.

 

Buendiario-california-ley-armas-democracia-directa-3

Hijos de víctimas celebran la regulación del uso de armas.

 

La otra propuesta importante que el gobernador Brown aprobó fue la introducción de cambios en el sistema de democracia directa del Estado. La nueva ley tiene por objetivo facilitar que se puedan hacer cambios en las iniciativas populares y mejorar la transparencia sobre la financiación que hay detrás de ellas. “La iniciativa popular en California es una marca de nuestro sistema electoral y hoy damos un importante paso para modernizar y reforzar la democracia directa”, dijo Brown.

El sistema de democracia directa ha mostrado grandes méritos pero también deficiencias, y eso busca corregir la ley SB1253. Este sistema otorga a los ciudadanos el poder de escribir las leyes ellos mismos, y aprobarlas ellos mismos, ignorando a sus representantes. La nueva ley garantiza que los ciudadanos no van a perder un ápice de poder con esta norma, sino que tendrán más información a la hora de votar y podrán corregir errores.

Uno de los elementos principales de la nueva norma es la obligación de publicar en Internet información actualizada sobre los diez mayores donantes a la campaña de una iniciativa, a favor y en contra. Además, introduce un periodo de 30 días de consulta pública al principio del proceso durante el cual los proponentes de una iniciativa la pueden enmendar. El periodo de recogida de firmas se amplía de 150 a 180 días, y por primera vez se da a los proponentes la facultad de retirar una iniciativa.

Lo que se busca es perfeccionar las iniciativas ciudadanas y ampliar tiempos para llegar a acuerdos. “Introduce transparencia en la financiación al tiempo que permite ampliar el debate público de forma que las medidas pueden ser modificadas antes de llegar a la papeleta, evitando consecuencias indeseadas”, dijo Nicolas Berggruen, uno de sus impulsores.

El sistema de democracia directa de California se aprobó en 1911, con el objetivo de dar más poder a los ciudadanos. Desde entonces, los californianos pueden escribir y aprobar leyes en contra del Ejecutivo y el Legislativo, revocar el mandato de cargos electos y rechazar en referéndum leyes aprobadas por sus representantes. Las encuestas siempre han mostrado un gran apego de los californianos por su democracia directa, pero cada vez más estaban de acuerdo en hacer mejoras al sistema. Una encuesta del año pasado del Public Policy Institute de California reflejaba que el 84% estaba a favor de una mayor transparencia en la financiación de las campañas electorales de las iniciativas ciudadanas, un 78% a favor de que hubiera un periodo de tiempo para ver si se puede llegar a un acuerdo con el Legislativo antes de poner una iniciativa en la papeleta, y un 77% a favor de un sistema de revisión que permita corregir errores. La ley SB1253, aprobada este sábado, hace las tres cosas.

El estado costero progresa y piensa, incluye y mejora, a pesar del supuesto conservadurismo de su gobernador.

Visto en El País y Mashable

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas