¿Es o No es?

Buscan mejorar la imagen de la prostitución masculina

La mayoría de la gente cree que el trabajo de escort es una labor peligrosa, degradante y explotadora. Pero hay quienes intentan reinventarla como una profesión libre de estigma utilizando todas las herramientas de la empresa moderna.

 

buendiario-Buscan-mejorar-imagen-prostitucion-masculina

 

La convicción de Josh Brandon queda remarcada por su fuerte acento de los valles de Gales. El joven de veintitantos años se mudó a Londres hace cuatro años con el sueño de convertirse en modelo y en una celebridad. Pero poco después de su llegada a la capital británica, comenzó a trabajar como acompañante. Ahora tiene una lista de precios que incluye tarifas por horas y un descuento si se hace una reserva de varias citas de una vez. Le entrega tarjetas de fidelidad a los clientes, para que los que paguen nueve citas, reciban la décima gratis.

Noticia relacionada: Alemania: nuevo impuesto a la prostitución

Brandon no está solo en este enfoque entusiasta. Russell Reeks gestiona la sección de anuncios clasificados en la revista de contactos gays QX. Dice que Londres es ahora un imán internacional para trabajadores sexuales masculinos. “Actualmente tenemos todas las nacionalidades del mundo representadas en nuestras páginas” , señala. “Algunos días, entran hombres en la oficina con maletas, que vienen directos desde el aeropuerto” .

Uno de los hombres que ha puesto un anuncio es Tommy, de Brasil. Todavía está aprendiendo a hablar inglés, pero esto no ha impedido que gane dinero. “Trabajar en un bar no era lo mío, demasiado trabajo para poco dinero” , comenta. “Tenía un amigo que ya estaba acá, de Brasil. Era escort y me dijo que debía intentarlo” , cuenta. “Después de colocar mi anuncio, el teléfono no paraba de sonar. Hoy he visto ya a dos clientes y tengo otros dos esta noche. Mi tarifa es de US$230 la hora, puede hacer las cuentas. Si trabajo todo el fin de semana, no tengo que trabajar el resto de la semana” . “Mi primer día fue duro porque un cliente pidió mantener relaciones sexuales sin uso de preservativo, pero tuve que decir que no. Para mí la seguridad es importante” .

Noticia relacionada: Francia: proponen penar a clientes de prostitutas

El concepto de la prostitución como una industria vinculada a la enfermedad, la adicción y la victimización es algo que Brandon y sus colegas quieren erradicar, pero sigue siendo una imagen cierta para muchos trabajadores del sexo.

Ha habido un lento giro social hacia la aceptación del trabajo del sexo, señala Del Campbell, de la Fundación Terence Higgins.

Hay mucho menos estigma para los hombres que venden sexo“, sostiene. “A menudo, las mujeres siguen siendo vistas como víctimas, pero para algunos hombres homosexuales, hacer de acompañantes es ahora un trabajo normal. Podrías decir que lo eres en una cena y en algunos círculos y nadie movería un párpado” . Pero aún hay estigma. “Todo depende del individuo“, considera Campbell.

Noticia relacionada: Gran Bretaña propone bloquear pornografía online

“Conozco algunos prostitutos que hablan sobre la necesidad de escapar de la vergüenza de tener sexo a cambio de dinero. Se sienten profundamente culpables por mentir a sus familias. Muchos de los extranjeros les dicen a sus familias que están trabajando en un restaurante o una tienda. No pueden soportar la constante falta de honestidad. Les tienes que decir a esos hombres que este trabajo probablemente no sea para ellos. Pero sí que encuentras gente que, de forma genuina, ve la prostitución como un trabajo como otro cualquiera. Algunos disfrutan de su trabajo. Debemos apoyarlos. El estigma nunca ayuda” , afirma.

¿Te parece bien quitar el estigma y naturalizar esta profesión? ¿O implica una objetificación del cuerpo y debe quedar relegada?

 

Visto en BBC Mundo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas