Entretenimiento

Budapest tiene el primer museo dedicado al pinball

Balázs Pálfi logró cumplir su sueño y abrió en un sótano de la capital húngara la Meca para los amantes de los flippers. A rodar la pelotita, amigos.

 

Buendiario-museo-pinball-budapest-2

 

El Museo Húngaro del Pinball, o Pbal Gallery, es la obra de un enamorado de dichas máquinas. El ruido, la luz, electrónica y cinética: el museo tiene más de 130 pinballs y se volvió muy popular entre adultos y niños. Incluso ya albergó competencias internacionales, a las que concurrieron jugadores de toda Europa.

De más está decir que la exposición permanente es interactiva, y cuenta con los predecesores del flipper, llegando a abarcar incluso máquinas del siglo 19 y alcanzando nuestro siglo actual. Por supuesto que está presente Time Machine, el primer pinball famoso, creado por Data East. “Hoy en día todos los pinball son máquinas del tiempo, recuerdos de una era antigua”, opina Pálfi, que también rescata en su local de 400 metros cuadrados al salón de juegos, en vías de extinción.

 

Buendiario-museo-pinball-budapest-1

 

“Más allá de las luces, colores y sonidos hay un mundo infantil místico de sueños, que todavía nos moldea, que todavía vive en nosotros como adultos”, dice líricamente el director y coleccionista húngaro, que recuerda que su amor nació en los setentas. Y que primero creó el “instituto” del pinball junto a otros coleccionistas y que luego reunió aparatos y lecciones de historia para poder conducir todo hacia el museo.

En Abril de 2013 Pálfi logró la licencia para abrir un museo y el año pasado logró permiso para abrirlo al público. Ahora que es una realidad, miles de fanáticos pueden dirigirse a Budapest, donde el juego no acaba nunca.

Visto en BBC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas