Mundo

Bs. As. garantiza cupo laboral mínimo a colectivo trans

La normativa establece que debe haber al menos un 1% de empleos en el sector público para dicho colectivo y además fija como criterio la idoneidad para ocupar los puestos.

 

Buendiario-cupo-trans-buenos-aires

 

La Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires sancionó la ley que crea en el sector público de la provincia un cupo mínimo de al menos un 1% de los empleos, para el colectivo TTT. La norma fue presentada por la diputada provincial Karina Nazabal, junto con varias organizaciones activistas por el derecho humano de la libre elección de género y sexualidad. La ley llega para generar igualdad de oportunidades ante las dificultades que tienen las y los integrantes de este colectivo para conseguir trabajo.

El proyecto fue aprobado en diciembre pasado en la Cámara de Diputados y sancionado el jueves 17 de septiembre -por unanimidad- en el Senado provincial. “Por supuesto que lo siento como un hecho de discriminación positiva, eso lo reconocimos cuando se votó la media sanción en Diputados y dijimos que ojalá que, en esas bancas que nosotros votamos, dentro de veinte años haya diputados que digan que es una ley anacrónica, que es vieja y que no tiene sentido porque la sociedad está totalmente integrada. Como hoy eso no pasa, es necesaria una legislación para que esas compañeras y compañeros trans puedan tener acceso a un trabajo digno e incluirse plenamente en el sistema productivo, cultural y social”, comentó Karina Nazabal, impulsora del proyecto.

La diputada explicó por qué acompañó este proyecto: “Reconocemos las identidades, las validamos en los DNI, en los matrimonios igualitarios, en el acceso a la diversidad de la familia. Pero el colectivo trans, que tiene una vida de derechos vulnerada desde todos los lugares, que hasta hace muy poquito debía dejar tempranamente la educación porque los niveles de discriminación no permitían seguir, debe ser escuchado. Si la portera de un jardín les abre la puerta todos los días a una mamá y a un nene, para esa familia, esa compañera va a ser parte de un cotidiano y dejará de estar a esa distancia que genera prejuicios. Acercarnos significa entender que podemos tener los mismos problemas, necesidades y sueños. Esta ley tiene como primer objetivo el trabajo genuino y como segundo, el impacto positivo de construir una sociedad más igualitaria y plural”.

Emiliano Litardo, abogado y uno de los redactores protagonistas de la Ley de Identidad de Género, comentó que el proyecto tiene algunos puntos para resaltar como, por ejemplo, que en su primer inciso “haga hincapié en la idoneidad para ocupar el puesto” y que contemple a aquellas personas “que se hayan acoplado a la ley con su cambio de DNI como también a las que no, porque la ley de identidad deja libertad de elección sobre modificar el documento”.

Las organizaciones que propusieron y participaron de la redacción del proyecto fueron MAL, la Agrupación Jóvenes Por La Diversidad, ALITT y Futuro Transgenérico (liderada por Marlene Wayar). Entre los espacios adherentes se encuentran la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans Región Latinoamérica y el Caribe (ILGA-LAC), Abogadxs por los Derechos Sexuales (Abosex), Cooperativa Trans Escuela Nadia Echazú, Cooperativa de Trabajo Trans Silvia Rivera, Bachillerato Popular Trans Mocha Celis, Asociación Marplatense por la Igualdad, Área de Diversidad Sexual del Municipio de Lanús, Consultorio de Salud Inclusivo con Perspectiva de Diversidad Sexual de Lanús, Morón y La Matanza, la Comunidad Homosexual Argentina y la Federación Argentina LGBT.

Visto en Gira Bs. As.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas