Mundo

Brasil: se reconocen los derechos de empleados domésticos

Por fin van a ser reconocidos los derechos laborales de los empleados domésticos en Brasil, ayer entró en vigor en Brasil la una nueva ley que equipara en derechos a los asistentes con el resto de trabajadores brasileños.

Buendiario-derechos-asistentes-domesticos

Rousseff y Creuza Maria Oliveira, líder de la Federación de Trabajadoras Domésticas.

 

Noticia relacionada: Senado aprobó proyecto para combatir trabajo en negro

Hasta este momento muchos empleadores no registraban a sus asistentes y tampoco firmaban un contrato laboral dejando muchos derechos laborales de los asistentes incompletos. Esto cambia gracias a la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) de las Domésticas aprobada en Abril de 2013 por el Congreso, pero puesta ayer sábado en vigor. Ahora los empleadores tendrán que escribir a los asistentes que contraten en la Seguridad Social y al sistema nacional de pensiones por el trabajador. Quienes no realicen este registro deberán pagar una multa de al menos 805, 06 reales (352 dólares).

La firma de un contrato laboral no solo se encarga de legalizar el vínculo de trabajo, también garantiza la percepción de una paga extra anual, la posibilidad de la baja por maternidad y un mes de vacaciones por año trabajado. Desde la aprobación de la PEC de las domésticas solo se habían ejecutado algunas de sus disposiciones, como el establecimiento de la jornada laboral de 44 horas semanales y la posibilidad de los asistentes de cobrar horas extra. La entrada en vigor de esta ley equipara en derechos a los asistentes del hogar con el resto de trabajadores brasileños.

Noticia relacionada: Avanza un proyecto para regular el trabajo en call centers

Esta ley generó polémica durante su aprobación porque muchos empleadores, acostumbrados a no reconocer alguno o ningún derecho de sus asistentes, alegaron que se iban a ver obligados a despedirles si tenían que pagarles el FGTS (Fondo de Garantía de Tiempo de Servicio) que antes era opcional y que obliga al empleador a ingresar el 8% del sueldo del trabajador cada mes. La puesta en marcha de la PEC garantiza también un seguro por accidentes de trabajo, y un subsidio por desempleo a cargo del Estado en caso de despido injustificado.

Noticia relacionada: EEUU prohibe la discriminación laboral contra los gays

Por otra parte, quedó en evidencia ante la polémica que surgió por la aprobación de esta ley el prejuicio de una parte de la población que, aferrado al pasado esclavista de Brasil, se había habituado a emplear en el servicio del hogar a ciudadanos generalmente afrodescendientes a los que consideraban que no tenían que reconocer los mismos derechos que a trabajadores de otros sectores. La obligación de formalizar el trabajo de los empleados llega en un momento de caída en el sector, por lo que muchos de los asistentes domésticos –ante el aumento de la renta de la última década, el resultado de la subida del salario mínimo, y la expansión del mercado de trabajo- han decidido retomar sus estudios y buscar mejores oportunidades de trabajo.

 

Vist en: El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas