Sociedad

Brasil acoge Juegos Mundiales de los Pueblos Indígenas

El país latinoamericano es sede de la primera edición de dichos Juegos (JMPI), con representantes de Rusia, Finlandia, Estados Unidos, Congo, Nueva Zelanda y Mongolia.

 

 

La cita reúne a etnias de una veintena de países, pero algunos pueblos originarios brasileños críticos con el Gobierno federal han renunciado a participar. En la imagen, indígenas pataxo se preparan para disputar un partido de fútbol. Los Juegos, que se iniciarón el 23 de octubre en Palmas, capital del estado amazónico de Tocantins, concluyen el 1 de noviembre. En la imagen, un collar de cazador de sueños junto a otro de color naranja decoran el pecho de uno de los espectadores.

Los juegos recibirán indígenas de diferentes países de Latinoamérica, así como representantes de etnias de Rusia, Finlandia, Estados Unidos, Congo, Nueva Zelanda y Mongolia, entre otros. Entre ellos, las tribus brasileñas Pataxo y Xerente. En el marco del evento, que cuenta con el apoyo de la ONU, los participantes practicarán a lo largo de diez días deportes característicos de las comunidades indígenas.

También hay espacio para modalidades occidentales, como el fútbol moderno, tanto femenino como masculino. Los indígenas también participan en competiciones de arco y flecha, de tiro de lanza, carreras de velocidad y navegación en canoa rústica tradicional. También hay programados diferentes eventos culturales que buscan rescatar la identidad y las tradiciones de los pueblos. A pesar de la expectativa, los Juegos, que tienen como lema “Lo importante no es competir y sí celebrar”, cuyo objetivo es la reunión más que la premiación.

Los Juegos Indígenas han contado hasta el momento con doce ediciones nacionales en diferentes ciudades de Brasil. Esta es la prima vez en que el evento traspasa fronteras brasileñas y acoge a los pueblos originarios de otros países del mundo. Hay pruebas específicas del evento, como la prueba conocida como La Batalla, parecido al hockey pero donde se juega con una pelota de fuego, o el piragüismo, deporte acuático con canoa. También hay, por ejemplo, una prueba Belleza Internacional Indígena.

El mundo indígena se une, y lo hace a través del deporte, algo bello y sanador.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas