Pura vida

Bolivia elige “comida lenta”: McDonald’s se va del país

A diferencia de sus pares sudamericanos, el pueblo de Bolivia rechazó a los arcos dorados, su publicidad y su velocidad. McDonald´s rebajó sus precios pero aún así no atrajo a los bolivianos, que prefieren comida con elementos bien seleccionados y cocinada con tiempo.

 

Locales cerrados, producto del rechazo cultural

Locales cerrados, producto del rechazo cultural

 

Bolivia comprobó que es un país muy ligado a sus tradiciones, y que lo propio le sigue resultando más apetecible que el avance del consumismo foráneo. Pero no sólo eso: la nación del altiplano parece seguir prefiriendo a una comida rica en sabores y especias, provenientes de la tierra y preparadas con el tiempo y la dedicación necesarias. Para un país que tiene un sesenta por ciento de población indígena, los Big Macs o los Mc Pollos no resultan ni tan tentadores ni tan económicos. Y eso que la marca de la Gran M bajó sus precios dramáticamente, pero ni aún así logró atraer clientes, y debió cerrar todos sus locales en el país.

Esther Choque, de La Paz, comentó sobre el hecho mientras esperaba a un bus a la salida de uno de los locales de la firma: “Lo más cerca que llegué a entrar fue un día que llovía, y me protegí bajo un techo. Me echaron, diciendo que ensuciaba. ¿Qué me importa a mí si McDonald´s se va?”, comentó, en relación a la empresa que estuvo catorce años en Bolivia, perdiendo dinero todos los años.

Noticia relacionada: Ahora Google da información nutricional de alimentos

Apenas habían quedado ocho sucursales en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra, y reportes demuestran que iban a pérdida. La baja de precios demuestra que el rechazo no era estrictamente económico, sino cultural; de hecho, un grupo de gerentes de marketing encargaron un documental llamado “Por qué McDonald´s quebró en Bolivia”. En él se puede ver a cocineros, nutricionistas, historiadores y educadores, que explican cómo se preparan las hamburguesas en la cadena de comidas rápidas, y por qué los bolivianos rechazan el concepto de “fast food”.

El rechazo no responde necesariamente al gusto, sino a la metodología y a la velocidad. Según los expertos, se debe al “respeto que tienen los bolivianos por su propio cuerpo, valorando la calidad de lo que va a parar a sus estómagos”. Es decir, se trata de un riesgo de salud que no desean correr. Y basta informarse un poco para saber que los locales de comida rápida usan un proceso llamado “tecnología de reestructuración de la carne”, donde se mezclan hasta setenta ingredientes para lograr la hamburguesa, lo cual implica que muy poco de ella es efectivamente carne. ¿Qué más tienen? Azodicarbonamida, un agente que blanquea al almidón y que suele usarse para producir plásticos; tripa, corazón de vaca y estómago hervido. Es decir, algo que parece carne pero que en realidad es una mezcla de químicos y restos de animal.

 

buendiario-cierra mcdonalds bolivia se va rechazo cultural comida rapida lenta quiebra 3

Los bolivianos prefieren lo propio, y bien cocinado

 

Bolivia demuestra así no sólo los fuertes lazos que la unen a su tierra y su tradición gastronómica, sino el rechazo a un producto por su mera imagen y una tendencia a la salud y al buen comer. Sería esperanzador que otros países, al menos de la región, sigan su ejemplo.

Visto en Natural News

2 comentarios en “Bolivia elige “comida lenta”: McDonald’s se va del país”

  1. gdach dice:

    la ultima imagen es de una comida tipica de Cusco-Peru

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas