Sociedad

Beto y Enrique, de Plaza Sésamo, nuevos íconos gay

Recientemente, la Corte Suprema norteamericana derogó la ley que dicta que un matrimonio sólo lo es entre un hombre y una mujer, y la revista The New Yorker sacó en su tapa a dos personajes de la mítica serie Plaza Sésamo, Beto y Enrique (Bert y Ernie, en inglés), abrazados. Desde entonces, su status de íconos gays se consagró como nunca.

 

buendiario plaza sesamo, beto, enrique, bert, ernie, iconos, gay, matrimonio, homosexual, corte suprema, eeuu, television, new yorker, ley 2

La reciente portada del New Yorker

 

El medio neoyorkino, afamado por su liberalidad y su espíritu cosmopolita y desprejuiciado, eligió una nota de color para ilustrar el impacto del giro legislativo que tomó el país respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo. En la imagen se puede ver a la Corte Suprema anunciado su decisión en un televisor, mientras los dos muñecos se abrazan, emocionados por la noticia. La gracia del chiste consiste en afirmar la homosexualidad de ambos títeres, algo con lo que siempre se broméo pero que hasta ahora parecía ser tabú. ¿Y por qué no podría ser cierto? Si resulta gracioso es porque algo de verdad hay, y la portada resulta tan divertida como tierna.

La verdadera noticia, por supuesto, es que los magistrados de la Corte derogaron una ley que establecía al matrimonio como la unión exclusiva entre un hombre y una mujer. Pero la súbita nueva popularidad de la pareja no es menor: representa, simbólicamente, la salida del closet a viva voz, como si todo el mundo lo supiera y no pudiera decirlo. Implica que ni siquiera los muñecos deben ocultarse ya. El artículo que acompaña a ambos personajes y al fallo se llama, justamente, “Momento de Felicidad”.

Noticia relacionada: Japón: ¡Mickey Mouse apoya el casamiento gay!

“Es asombroso ver cómo las actitudes sobre los derechos de los homosexuales han evolucionado a lo largo de mi vida”, explica, en este sentido, el ilustrador Jack Hunter, responsable de la portada de The New Yorker. Es que no es la primera vez que los medios norteamericanos hablan de la sexualidad de Beto y Enrique, dos eternos solterones, que viven juntos durante más cuarenta años y que duermen en el mismo cuarto (aunque en camas separadas). En 2011, se difundió una gran petición en Internet para que los muñecos se casaran, pero los creadores de Plaza Sésamo emitieron un comunicado negando esa posibilidad. Alegaron que son “títeres, y que no tienen una orientación sexual”. A su vez, explicaron que ambos personajes “fueron creados para enseñar a niños de preescolar que las personas pueden ser muy amigas con otras que son muy diferentes”.

Aquí vemos a ambos juntos en la intimidad, cantando sobre “su amistad”:

 

 

Plaza Sésamo, una creación de Joan Ganz Cooney y Lloyd Morrisett, nació en 1969 y ganó enorme popularidad, gracias al arte del maestro Jim Henson. Además de Beto y Enrique, brillan en la serie Elmo, Big Bird, el Monstruo de las Galletas y Abelardo. La serie vive en el recuerdo de muchos, pero tal vez es hora de que vuelva al centro del escenario, y nada menos que de la mano de un episodio muy actual, que toca a una nación y al mundo entero.

Visto en CNN

Un comentario en “Beto y Enrique, de Plaza Sésamo, nuevos íconos gay”

  1. Mi opinión en mi blog

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas