Entretenimiento

¡Belleza! Una suite de hotel bajo el mar

La Underwater Room es una exclusiva habitación situada entre paredes de coral en mitad del océano Índico. Rodeado de especies marinas, la sensación es la de estar sumergido en una pecera, en una cápsula azul turquesa.

 

buendiario-Belleza-suite-hotel-bajo-mar

 

El escenario cambió por completo desde la primera inmersión. Tuvo lugar hace 14 años en un lago sueco y, como era de prever, no se podía ver casi nada a través de las ventanas. Transcurría el verano, sí, pero llovía a mares. Lo típico en el norte de Europa. Pero no hay crítica posible, porque más que un hotel submarino se trataba de un happening artístico del mismo autor, Mikael Genberg, que también elevó ocho sillas para crear una cafetería aérea y reprodujo en un árbol, a escala humana, un nido de pájaro carpintero.

Noticia relacionada: Nueva ciudad flotante de 25 pisos que recorrerá el mundo

Ahora, en cambio, la experiencia es pura indulgencia hedonista, en mitad del océano Índico y por 1.200 euros la noche (algo menos si se va solo). “Imaginate encapsulado en una burbuja azul turquesa” , expresa Genberg, mientras uno se pregunta por las grandes verdades de la existencia o se contemplan las constelaciones desde la cama de la azotea. “Sin la más mínima contaminación lumínica, mecido por el mar” .

 

 

La actual Underwater Room es el reciente anexo del resort Manta, situado en el extremo norte de la idílica isla tanzana de Pemba y especialmente indicado para enamorados y amantes de las profundidades submarinas. Las plantas superiores de la habitación bajo el agua que incluyen una sala de estar a la sombra y un cuarto de baño se ven desde la orilla.

A solo 250 metros de los bungalows se ancló la instalación de Genberg, que flota en una olla rodeada de paredes de coral, cual improvisado bote salvavidas de un náufrago. La sensación es la de estar sumergido en una pecera. Frente a las ventanas del dormitorio, que cubren casi una visión de 360 grados, se ven todo tipo de especies: mantas raya, tortugas, pequeños crustáceos, peces de colores…

Noticia relacionada: Shangai inaugura el edificio verde más alto del mundo

Según explica, “algunos han convertido las paredes en su casa, pues les da protección frente a los depredadores. Es el caso del pez trompeta Nick” , cuenta quien se ha asociado con un equipo de ingenieros suecos para montar esta estructura flotante, cuyas líneas de anclaje comienzan a estar cubiertas de coral y donde lo bueno llega al ocultarse el sol. Es el momento más activo de la vida marina, que se contempla en todo su apogeo gracias a las luces de la plataforma.

No es el primer hotel bajo el agua que ve la luz sino el segundo, si bien resulta mucho más confortable. Emplazado junto a Cayo Largo, en Florida, el Jules Lodge se abrió en 1986 y se inspira en la novela 20.000 leguas de viaje submarino. Buscando ir mucho más allá a todos los niveles lujo, dimensiones, dorados los proyectos Poseidon, en las islas Fiji, y la ciudad Hydropolis, en Dubai, se quedan de momento en eso, en proyectos.

 

Visto en Fuera de Serie

2 thoughts on “¡Belleza! Una suite de hotel bajo el mar”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas