Deporte

Baten nuevo récord en subir y bajar el Aconcagua

El corredor de montaña catalán, Kilian Jornet, de 27 años, ha vuelto a cuestionar los límites del cuerpo humano al batir el récord de velocidad en subir y bajar en 12h 49m el Aconcagua, la montaña más alta de América con 6.962 metros.

 

Son casi tres horas menos que el récord oficial, logrado por el portugués Carlos Sá en 2013 (15h 42m). El asturiano Jorge Egocheaga rebajó ese registro en 2007 (las cifras oscilan: un documento acredita que fueron 13h 46m, y desde el equipo de Kilian lo cifraban en 14h 54m), aunque el tiempo no fue registrado y la marca no era oficial.

Kilian Jornet ha recorrido 59,85 kilómetros con un desnivel positivo de 3.962m, con salida y llegada en Horcones, para un nuevo récord con el que abrochar una temporada de 2014 pletórica. El catalán ha sido el primer corredor en la historia que consigue en un mismo año las tres grandes modalidades de carreras de montaña: skymarathon (entre 30 y 42 kilómetros con 2.000m de desnivel mínimo), ultra skymarathon (más de 50km y 2.500m de desnivel); y el kilómetro vertical (1.000m de desnivel a lo largo de al menos cinco km corriendo). Unas gestas que han resultado casi tan cotidianas para Kilian Jornet que ha buscado nuevos retos.

 

Buendiario-killian-jornet-record-subir-aconcagua

 

Así nació el proyecto Summits of my Life, el objetivo de batir los récords en subir y bajar las montañas más importantes del planeta. Ya han caído, por ejemplo, las marcas en el Mont Blanc (4.810m; 4h 57m), el Cervino (4.478m; 2h 52m) y el McKinley (6.194m; 11h 48m), ahora ha hecho suyo el Aconcagua (12h 49m) y en 2015 quiere lograr el récord en la cima del mundo, el Everest (8.848m).

El tiempo y la distancia recorrida por Kilian en el Aconcagua.
Jornet ha batido el récord fiel a su filosofía de minimalismo en la montaña, con el mínimo material posible (equipado, por ejemplo, con zapatillas deportivas). En el reto en Argentina le han acompañado la alpinista sueca Emelie Forsberg, que no pudo lograr el récord femenino, y los guías y cámaras franceses Seb Montaz y Vivian Bruchez. Ha sido el segundo intento de Kilian en el Aconcagua, después de tener que renunciar el pasado viernes 19 a la cima, cuando se encontraba a 6.500m, debido a vientos de 90 km/h.

Kilian salió sobre las 6.00 hora argentina, y tardó unas nueve horas en llegar a la cima (por las menos de ocho horas de Jorge Egocheaga). Fue en el descenso, exhibiendo sus grandes cualidades técnicas, donde pulverizó el récord. “Estoy realmente muy feliz por haber conseguido este reto. Ha sido muy duro, sobre todo a partir de 6.500m, donde he notado el efecto de la altura. Sin embargo, estos momentos de sufrimiento son los que siempre recordamos”, ha explicado Kilian después de batir el récord.

 

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas