Sociedad

Bangladesh tuvo su primera marcha del orgullo gay

El país asiático, musulmán y no precisamente gay friendly, fue testigo de un desfile comandado por miles de personas trans, que pusieron color y ruido a la reivindicación de su modo de vida.

 

Buendiario-bangladesh-desfile-trans-2

Fiesta, celebración y reafirmación.

 

¿Quién iba a decir que un país islámico sería anfitrión de una amplia convocatoria en favor de la libertad sexual y de elegir la propia identidad? Así ocurrió en Bangladesh, país asiático y conservador que fue sorprendido por la masiva manifestación. Se estima que fueron cerca de mil los líderes trans que llevaron la delantera en la marcha.

En parte se conmemoraba un año desde que el gobierno del país aceptó la posibilidad de que haya un tercer género. Las calles de Daca, su capital, se enmudecieron al son de los manifestantes trans, que son conocidos como “hijras” en dicha tierra. Sus bailes y cantos atrajeron a más de un despistado, que se sumó a la fiesta de la liberación.

El grupo se mostró con saris coloridos, y portó cientas de banderas del país, así como pancartas y mensajes. Uno de ellos decía, bien visible: “Los días de estigmas, discriminación y miedo han terminado”. “Nunca pensé que vería la llegada de este día”, dijo Sonali, una travesti de 25 años que acudió al evento. “En todos lados nos persiguen y nos discriminan, se ríen de nosotras porque no nos sentimos ni como hombres ni como mujeres. Pero hoy es diferente, nos sentimos como seres humanos normales”, expresó.

La decisión del Primer Ministro Sheikh Hasina el año pasado fue un hecho sin precedentes. El reconocimiento de un tercer género revolucionó al país, ofreciendo al colectivo nuevos derechos y una nueva identidad legal visible en pasaportes y papeles oficiales. El gobierno reconoció la presencia de unas 15.000 hijras en Bangladesh, aunque grupos militantes dicen que la cifra es más cercana al medio millón. Para un país de 156 millones de habitantes, la cifra no es para nada menor.

La fiesta fue acompañada de un seminario para debatir derechos y perspectivas, y tampoco faltaron desfiles, concursos de belleza y números de danza. “Aún falta acceder a más servicios sociales y a ciertos derechos humanos”, dicen los organizadores del evento, que de todos modos celebran la apertura del gobierno de Hasina en asuntos ligados al género y la identidad sexual. Este año se lanzó la primera revista para gays, lesbianas, bisexuales y personas transgénero del país y no hubo ni una sola protesta, lo cual indica que el país va a paso firme hacia la apertura y la inclusión.

Visto en Rawstory

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas