Pura vida

Bajó un 36% la mortalidad por sida en América Latina

Las cifras las aportó la ONU y se refieren a los últimos diez años. Hay 1,5 millones de personas que viven con la enfermedad en el continente, pero el progreso es prometedor. Coincidentemente, esta semana se anunció que cayeron en un 85 por ciento los casos de niños infectados por VIH en el Hospital Garrahan. ¡Dos buenas noticias en una!

 

Mayor acceso a los medicamentos y éxito preventivo, allí radica el logro

Mayor acceso a los medicamentos y éxito preventivo, allí radica el logro.

 

Los fallecidos por sida descendieron en un 36% en una década en América Latina, indicó el director de ONUSIDA para la región, César Núñez. Mientras que en 2001 el número estimado de fallecidos por sida fue de 81.000 personas, en 2012 esa cifra se redujo a 52.000 muertes. A esa estadística se suma también una reducción en el mismo período de nuevas infecciones, que fue del 9%.

En América Latina realmente hemos ido viendo un avance sostenido de la respuesta al sida. Por eso es grande la esperanza para el futuro de ponerle fin a la epidemia“, dijo Núñez, que explica la mejora a un mayor acceso a los medicamentos antirretrovirales y a su consumo cada vez más temprano, lo que dificulta el desarrollo de la enfermedad. Se espera que para 2015 la región pueda dar cobertura a más de un 80% de las personas con VIH.

Noticia relacionada: Aprueban el uso de un nuevo medicamento contra el HIV

Núñez precisó que en países como Brasil, Argentina, Colombia o México ese promedio de cobertura por tratamiento está “por encima del 80 %”. Sin embargo, aprovechó para insistir en que se debe seguir trabajando en la prevención, tanto en campañas de uso de preservativos como en la difusión de materiales educativos, sobre todo en la región de Centroamérica. El objetivo realizable de ONUSIDA es que para 2030 “podamos decir que llegamos al fin de la epidemia”.

 

El Garrahan, un centro de salud pero también de conciencia y desarrollo

El Garrahan, un centro de salud pero también de conciencia y desarrollo.

 

A su vez, hay buenas noticias en el Hospital Garrahan, en Buenos Aires: se dio a conocer que hace una década, el hospital recibía 100 pacientes nuevos con VIH cada año. En la actualidad recibe sólo unos quince, lo que representa una reducción del 85 por ciento. “La meta, el objetivo para el que trabajamos, es llegar a cero pacientes nuevos por año”, afirmó la doctora Rosa Bologna, jefa del Servicio de Infectología de dicho hospital.

La significativa reducción en el número de chicos que cada año contraen la infección por VIH/sida es el resultado del avance en la prevención de la transmisión de la madre al niño, a través del tratamiento de la embarazada con VIH, gracias a la aplicación del programa de Prevención de la Transmisión Perinatal. Nuevamente, la clave es el acceso a los tratamientos antirretrovirales.

Noticia relacionada: Caen en un tercio los casos de contagio de HIV en el mundo

Pese a este gran logro, el doctor Pedro Cahn, presidente de Fundación Huésped, insistió en que hay que lograr que la gente se haga estudios para poder prevenir y curar a tiempo. Los miedos, afirma, son una barrera que debe ser combatida, para realmente llegar a cero infectados. Por eso “es fundamental redoblar los esfuerzos para facilitar y acercar el testeo”, insistió Cahn.

La respuesta a la epidemia del VIH/sida tiene que confrontar nuevos desafíos, además del propio virus: la condescendencia, el pensar que la problemática “ya fue”, y el estigma y la discriminación, enormes barreras para expandir el testo y el tratamiento”, opinó el doctor Cahn.

Noticia relacionada: Niños recibe en el Garrahan el primer corazón artíficial de América Latina

Mucho se ha logrado, ahora es tiempo de encarar lo que queda por hacer, para que el VIH/sida sea un tema del pasado.

Visto en Télam

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas