Mundo

Arquitectos de Lima exigen a alcalde planificación urbana

Una movilización inédita de los estudiantes de arquitectura hizo saber con fuerza a la autoridad metropolitana que es vital para la identidad un plan de desarrollo urbano en vez de obras aisladas sin consultar.

 

 

La identidad de una ciudad también está en lo edilicio, en el aspecto y en su historia. Por eso resulta molesto a veces ver que la edificación avanza más movida por lo económico que por lo estético o lo cultural. Edificios llenos de historia que se derrumban para levantar moles de vidrio y metal, sin orden ni planificación. Movidos por estas ideas se reunieron miles de estudiantes de diferentes facultades de arquitectura y urbanismo de la capital peruana.

“Lima, te quiero, por eso te defiendo”, “¡planificación, no improvisación!”, clamaron por tres horas los participantes del evento, durante la Marcha por una Lima planificada, en la que exigieron al alcalde metropolitano Luis Castañeda anular la construcción de un intercambio vial que ha iniciado sin estudios técnicos -tomando el presupuesto de un proyecto de recuperación del río Rímac- y la construcción de un tercer carril de pista en la Costa Verde, debido a que reduce el espacio de las playas.

Los limeños se enteraron de la construcción de un nuevobypass en el centro de la ciudad cuando, en marzo, obreros cercaron cuatro de las avenidas más transitadas y retiraron los bustos del pensador José Carlos Mariátegui y del líder sindical Pedro Huillca. La obra no cuenta con expedientes técnicos ni estudios de impacto ambiental, y la procedencia del presupuesto no fue consultada con el Ministerio de Economía y Finanzas ni la Contraloría General de la República.

 

 

Lo que los arquitectos cuestionan es que el plan sea no tener plan, y por eso consideran que Castañeda “gestiona la ciudad de manera autoritaria e instintiva”, explica el arquitecto y profesor de la Universidad Nacional de Ingeniería Willy Ludeña, que calificó la movilización como histórica: “Esta es la primera vez de una convocada por la arquitectura y desde la arquitectura, por estos jóvenes que son parte de un núcleo honesto de la sociedad y que han tenido una capacidad de reacción inédita”.

La Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima (UDEAL) fue formada por universitarios de 10 de las 14 facultades de esa carrera; el viernes por la noche sus integrantes recorrieron cinco distritos y seis kilómetros de Lima, dando a conocer su causa. Se sumó el colectivo Acción Ciudadana por Lima, que exige al alcalde Castañeda mantener los programas municipales de cultura.

“Antes que arquitecto soy ciudadano”, “Limeño: soy estudiante y vengo a despertarte”, fueron algunos de los cientos de carteles de los estudiantes, que participaron masivamente en bicicleta, reclamando de paso porque se respete a las bicis en las vías de circulación. Un reclamo válido, pacífico y bien ejecutado.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas