Mundo

Argentinos ya comienzan a usar apellido de sus mujeres

Después de 12 años de convivencia, Raúl Tames y Lidia Cayolo contrajeron matrimonio en San Martín de los Andes, en la provincia de Neuquén, pero el hecho más sorprendente no fue la boda en sí, sino la pionera decisión del flamante novio. A sus 76 años y gracias al nuevo Código Civil que rige desde el 1° de agosto, este ingeniero retirado tomó el apellido de su mujer y pasó a llamarse Raúl Tames de Cayolo.

 

Buendiario-hombre-apellido-mujer

 

El nuevo Código Civil le permite ahora a los hombres agregar el apellido de su cónyuge y por este motivo, Raúl no lo dudó ni un segundo. “Desde hace muchos años que él me decía, cuando nos casemos quiero llevar tu apellido. Era para compensar el hecho de que a mí me había molestado perder el mío cuando estuve casada con otra persona, entonces todos me llamaban Lidia García”, le comentó Lidia, una jubilada que trabajó en varias empresas como secretaria, a Clarín.

La pareja se conoce desde hace más de 30 años, cuando ambos estaban casados con otras personas, pero luego el tiempo decidió cruzar sus caminos. Ya una vez que estuvieron juntos vivieron primero en Bariloche y después se mudaron a San Martín de los Andes. Raúl y Lidia tienen cinco hijos y siete nietos de parejas anteriores.

“Fue una decisión basada en el amor, pero que representa a los derechos de las personas, su libertad. Imagínese un hombre haciendo esto hace unos años, cómo lo habrían tomado los demás”, analizó Lidia, orgullosa de la romántica decisión de su esposo. “Mi marido ahora se llama Raúl Tames de Cayolo y si él quiere puede firmar así en los próximos documentos”, agregó emocionada.’

 

Visto en Gira Bs As

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas